lunes, 19 de noviembre de 2007

Ciclo Pendragón

Después de unos meses, y con la perspectiva que da el tiempo, paso a comentar ésta saga de libros.

Primero decir que son cinco libros, y no precisamente delgados (vaya, cinco tochetes), escritos por un tal Stephen R. Lawhead, del que no había tenido el placer de leer nada hasta los presentes libros. La verdad es que están muy bien escritos, haciéndose amenos incluso en los momentos en que no pasa nada, todo un logro que hay que reconocerle.

La premisa inicial de la saga es explicar el orígen del célebre Arturo, y algunas de sus aventuras; pero detrás de ésto se esconde un relato bastante moralista, con unas fuertes raíces cristianas (que incluso llegan a hacerse pesadas en ciertos momentos). La verdad es que la historia de Arturo está ambientada en la época en que el cristianismo penetraba en Inglaterra, y toda la obra (el primer libro menos) rebosa de elementos cristianos,y de diálogos de los protagonistas creyendo que le hablan a Dios.
Una vez advertidos de la moralina que vais a encontrar, debo deciros también que los nombres no son los españoles, sino sus contrapartidas celtas. Al principio molesta un poco, pero a la que te acostumbras la verdad es que le da un toque original.

Los libros que componen la saga son los siguientes:

Taliesin: en éste libro se presentan dos mundos, el de la Atlántida y el celta (ocupado por los romanos). Con dos de los mejores personajes de la saga, Taliesin el brado y Charis, la princesa de la Atlántida. Durante el libro se verá el crecimiento de los dos personajes, la destrucción de la Atlántida y el nacimiento de Merlín; siendo éste el mejor de todos los libros de la saga. Se muestra la cultura celta en el pueblo de Taliesin, y se muestra también el esplendor de la Atlántida, con parte de su cultura y sus reinos.

Merlín: En éste libro el protagonismo pasa a ser absoluto por parte de éste conocido personaje, y se nos muestra desde su niñez hasta que pasa a hacerse cargo de Arturo; desde que se convierte en rey, hasta que se pierde loco en el bosque de Celyddon. Es un gran libro, trágico (como el anterior) y con un personaje muy conocido por todos, pero visto desde una nueva perspectiva. Ligeramente inferior al anterior, pero genial de todos modos.

Arturo: Se podría decir que éste tercer libro cierra la historia original, mostrando una vertiente muy guerrera (en confrontación con la mágica de los otros dos). Hay grandes batallas, la vida de Arturo (incluído el momento en que saca la espada de la piedra, y aquél en que se la entrega la dama del lago). Muy buen libro, pero un poco inferior a los anteriores.

Pendragón: (o cómo alargar algo innecesariamente), si te has leído los tres primeros, piensas que la historia ya ha sido contada, y que es innecesario escribir más; pero siempre queda el socorrido recurso de contar más cosas de los años oscuros, tirando hacia atrás en el tiempo, y explicando una historia (intrascendente) sobre una invasión bárbara a la Isla de los Poderosos. Pese a que entretiene, no aporta nada nuevo, así que es prescindible totalmente.

Grial: Si creías que se narraría la búsqueda del Grial, te equivocas: el Grial ya lo tienen, lo que pasa es que se lo roban. Con un argumento pillado con pinzas, es para mí un indigno final a una serie que estaba muy, pero que muy bien sin éste libro (y el anterior). Si lees los tres primeros te lo acabarás leyendo pensando: no estará tan mal, y quizás tengas razón, pero no tiene nada que ver con los tres primeros.

He leído por algún sitio, que se escribió un sexto libro mucho después de los cinco anteriores, que no he podido leer, y que supongo que si encuentro acabaré leyendo, aunque no espero mucho de él.

En definitiva, si podéis leeros los primeros no lo dudéis, a poco que os guste el mito artúrico os lo pasaréis en grande conociendo cosas nuevas de esa época, y como la llega de Arturo viene de lejos.
Publicar un comentario