jueves, 22 de noviembre de 2007

Microrelatos - No, así es el infierno.

Un martes más y un nuevo microrelato para el concurso de la ser.



- No, así es el infierno.

Fue lo primero que oí tras producirse la fuerte detonación, sin duda en un conducto de gas. Eran unas palabras amortiguadas por el humo, pero me alegró ver que había más gente entre la humareda. En mi fuero interno le dí la razón, y es que ante mí se presentaba un escenario de pesadilla.

- Tranquilo, -grité. - En seguida saldremos de aquí.

Una mano agradecida tomó la mía, y juntos nos dirigímos renqueantes hacia la salida de emergencia. Al llegar a la escalera el segundo avión hizo impacto.




Y el ganador de la semana pasada:



—¿No usas ahora el presente, Mario? —¿Para qué? No hay presente y sin presente no hay futuro. Lo único que tenemos es el pasado. Lo mejor es acostumbrarse. —No sé si podré. Aún los veo. Veo a mi hermano riendo en el parque, a mi madre llorando en la cocina. ¿Cómo puedo hacerlo? —Lo harás, simplemente lo harás. Un día no sentirás nada al verlos. Será como ver una película que ya has visto. Serán como fantasmas que deambulan por la casa, por la calle. —No quiero acostumbrarme. No son ellos los fantasmas, somos nosotros. —Así es el limbo. —No, así es el infierno.

Publicar un comentario