jueves, 15 de noviembre de 2007

Salón del Manga de Barcelona 2006

Después de tres días, y ya sin la resaca que provoca el acabar de salir de allí, paso a dar mis impresiones de uno de los eventos de mayor importancia en Europa dentro del mundillo del Manganime (58.000 personas acudieron éste año).

Aclarar que me decidí por ir el sábado por la mañana, por aquello que se entra gratis si vas de cosplay, ahorrándote colas kilométricas. Así que mi visión del evento es bastante parcial, ya que sólo estuve dentro unas 3 horas, aunque me parecieron más que suficientes.

Nada más llegar a l'Hospitalet de Llobregat, en la estación de tren ya te podías hacer una idea de la aglomeración que habría: había cola en la estación de tren para salir. Al salir de la estación te encontrabas con una pequeña riada humana que se dirigía hacia la farga. Montones de gente disfrazada de sus personajes favoritos y charlando sobre qué se ivn a comprar.

Al avistar el enorme local donde se hacía el Salón se te caía el alma a los pies, ya que la cola daba dos vueltas completas al mismo. Yo, que me lo veía venir, pasé de la cola y me fui directo hacia la entrada. Gracias a Dios! había una entrada a parte para los cosplays en la que apenas había cola.

Allí me separé del amigo que me acompañaba (no iba disfrazado) y quedamos que me llamaría en cuanto entrase.

Al entrar veías lo de siempre: los stands más grandes para las editoriales, con posters gigantes de sus series estrella y algunas de sus novedades. Más aglomeraciones por entre los stands, y cientos de friks (como yo) disfrutando de la atención que despertaban sus disfraces.

Tras dar un par de vueltas por el recinto (te tenías que abrir paso casi que a golpes), y de sudar debido al calor humano que desprenden miles de personas en un recinto cerrado, me fijé en un par de cosas que me llamaron la atención, el stand del World of Warcraft y la ingente cantidad de tiendas que tenían stand propio. Del primero decir que estaba bien montado, unos cuantos pc's en los que se mostraba su nueva expansión, y varias mesas donde se enseñaba a jugar al juego de cartas que acaba de salir. En cuanto a las tiendas, lo de siempre, costaba encontrar un hueco para mirar lo que tenían expuesto, pero una vez conseguido se podía encontrar de todo.

También me llamó la atención el stand de Edge, donde estaban los creadores de Anima (juego de rol del que soy master) presentando el juego de cartas Anima: la Sombra de Omega. Me hizo gracia verlos, y les pedí que me firmaran la caja del juego.

Antes de irme a la quedada que había de misiontokyo (un foro manga) me agencié el primer volumen de Death Note y de Full Metal Alchemist. Poca cosa para todo lo que quería comprar, pero los guantes de boxeo de mi cosplay me hacían muy pesado el sacar la cartera, así como el hecho de tener un dedo roto...

Comentar también que me harté de hacerme fotos con gente desconocida (aunque hay un par que han sido agregadas ya al messenger) a la que por lo visto le gusta inmortalizar los trajes de los demás.

En resúmen, una mañana agradable, pero en un sitio que se ha quedado pequeño. Después a comer con gente la mar de maja y pa casita a descansar y a leer lo que me compré.

Pongo una foto mía (hecha con el móbil) y una de una parte del salón, pa que se vea lo lleno que estaba.

PD: El amigo que venía conmigo me llamó a la una y media, diciéndome que se iba para su casa, harto de esperar en la cola.


Publicar un comentario