viernes, 4 de enero de 2008

Stephen King - Historias Fantásticas



Un libro cortito, pero leído con bastantes ganas, lástima que no me haya gustado demasiado (el que menos me ha gustado de Stephen King); de hecho, si este hubiera sido el primero de la colección, no la hubiese empezado.

Historia: El maestro del terror nos vuelve a brindar unas páginas inolvidables escritas en su mejor estilo. Siguiendo la tradición de Poe, Stevenson o Lovecraft, King nos abre la puerta de acceso a un mundo de horrores que escapa a nuestra imaginación. Stephen King ha fundido aquí imágenes del miedo tan viejas como los orígenes del hombre con la iconografía de la actual vida norteamericana. Todos los relatos incluídos en este libro están llenos de originalidad y han cautivado el interés de millones de lectores tanto en Norteamérica como en el resto del mundo.
Opinión personal: Bueno, como se trata de una serie de relatos cortos (algunos cortísimos), los comentaré uno a uno (pese a que igual alguno ha dejado ya mi memoria). Paso de comentar los personajes, porque me parece una pérdida de tiempo en una obra de éste estilo. Y que quede por delante que no me ha gustado.

Aquí hay tigres: Un niño acude al lavabo y encuentra un tigre. Y nada mas, empieza flojillo, pero flojillo de verdad.

Apareció Caín: Un muchacho empieza a disparar desde su ventana de la residencia de estudiantes. Un poco terrorífico porque ha pasado mas de una vez, pero no aporta nada de nada.

Zarabanda Nupcial: Los músicos de una orquesta de jazz se ven atrapados en un tiroteo en una boda entre dos familias gángsters. Es el primero que me gustó un poquito (tampoco demasiado).

Paranoia: un canto: Poema narrado en primera persona que nos introduce en la mente de un esquizoide atormentado. Aburrido a mas no poder.

El procesador de texto de los dioses: El protagonista, Richard Hagstrom, está harto de su vida, de su mujer y de su hijo. Su hermano está casado con la mujer que siempre ha querido y su hijo es el que habría querido tener, peroles tres mueren en un accidente de tráfico. Antes de morir su sobrino había construido con materiales de desecho un procesador de texto que cambiará su vida. Igual es el mejor del libro; el primero que me ha enganchado y no he podido dejar de leer hasta llegar al final. En fin, no podía ser todo malo, que el hombre éste no escribe mal.

El hombre que no quería estrechar manos: En el club se cuenta la extraña historia de un hombre que no quería estrechar la mano de nadie. Otro que sabe mantener el interés durante todo el relato, desde mi punto de vista tiene menos gancho que el anterior, pero no deja de ser interesante y de hacerte seguir para saber cómo acaba.

La playa: Ciencia ficción de verdad. Una nave se estrella en un planeta desconocido en el que las arenas se mueven. Cuando llega el equipo de rescate el superviviente se niega a marcharse. Igual he espoileado un pelín, pero tampoco es para tanto. A mi no me ha gustado, pero hay que reconocer que sabe crear la atmósfera adecuada para una historia que flojea levemente.

La imagen de la muerte: En este museo hay un espejo del que se cuenta que quien ve una imagen en una de sus esquinas desaparece para siempre. Otro spoiler, y es que lo de que desaparecen no se sabe hasta el final (el único punto favorable del relato, que os acabo de chafar XD).

Para Owen: Poema. Ni me acuerdo.

El camión de tio Otto: Un camión vengativo circula por los alrededores de Caslte Rock. Una historia peculiar sobre un camión peculiar, que pese a ser previsible no deja de ser entretenido; vamos, que éste se salva de la quema.

Reparto matutino (el lechero 1): Un sádico repartidor de leche entra en una casa en la que se ha producido el descuartizamiento de una familia. Otro cuyo resumen te cuenta el final; pero que tampoco revela nada. Es el único que me ha hecho sentir cierto repelús, y es que lo que hace el buen hombre durante el reparto la verdad es que da miedo.

Ruedas: un cuento de lavandería (el lechero 2): El repartidor de leche se encuentra con un par de tipos borrachos, uno de los cuales tiene una cuenta pendiente con él. Éste sería mas bien al revés, porque el lechero no sale hasta el final, y los protagonistas son unos lavanderos que van borrachos a pasar la ITV (resumen malo, pero es lo que hay). El final está bien, pero queda demasiado abierto para mi gusto.

El brazo: Una anciana que nunca ha salido de su isla siente que ha llegado el momento de abandonarla. Me parece el mejor escrito con diferencia, y es que crea la atmósfera perfecta para lo que va pasando (me parece que tiene un premio y todo). Recuerda la ambientación ligeramente al de la Tormenta que comenté hace poco.

PD: Premio Locus, 1986, Mejor Colección (Ganador). World Fantasy Award, 1986, Mejor Colección (Nominación).

PD2: Parece ser que éste libro contiene relatos de juventud de Stephen King, por lo que entiendo bastante bien que haya relatos que queden bastante flojos respecto a lo que ha escrito éste buen hombre. Y es que se tiende a mejorar (gracias a Dios). Así que puede ser una buena obra para los que quieran saciar la curiosidad sobre cómo escribía en sus inicios; para los demás. Huid de él Muahahahahahahaha.



Publicar un comentario