viernes, 15 de febrero de 2008

Stephen King - Cementerio de Mascotas

Ala, y tras el soplo de aire fresco que supuso el de Terry Pratchett, volvemos a la colección de Stephen King (al menos ahora puedo ir alternando al King con otras cosas XD), en éste caso se trata de Cementerio de Mascotas, un libro bastante mas que inquietante:



Historia: Church estaba allí otra vez, como Louis Creed temía y deseaba. Porque su hijita Ellie le había encomendado que cuidara del gato, y Church había muerto atropellado. Louis lo había comprobado: el gato estaba muerto, incluso lo había enterrado más allá del cementerio de animales. Sin embargo, Church había regresado, y sus ojos eran más crueles y perversos que antes. Pero volvía a estar allí y Ellie no lo lamentaría. Louis Creed sí lo lamentaría. Porque más allá del cementerio de animales, más allá de la valla de troncos que nadie se atrevía a trasponer, más allá de los cuarenta y cinco escalones, el maligno poder del antiguo cementerio indio le reclamaba con macabra avidez...

Posiblemente se trata de una de las historias menos retorcidas que he leído de Stephen King. De echo se trata de una trama bastante sencilla, lo que influye positivamente en que el bueno de King no se vaya por las ramas, centrándose en lo que realmente importa en la trama.

La cosa va de una familia que se va a vivir a la zona de Maine (nunca jamás me verán por allí), porque al cabeza de familia le han ofrecido un puesto como director del hospital universitario. Se compran una casa sóla, cerca del bosque, pero muy cerquita de la carretera (que tiene su importancia).

Parece el lugar ideal, con vecinos amables entre los que destaca el de enfrente, donde vive un octogenario con su mujer, del que Louis (el protagonista) se hace amigo enseguida.

La vida transcurre tranquilamente (salvo un incidente en la universidad), hasta que, estando su familia de visita fuera, un camión atropella al gato de la familia. Jud (el vecino de enfrente), dirige a Louis hasta un cementerio escondido donde le dice que entierre al gato. Y al día siguiente el gato vuelve... pero cambiado.

Personajes: poquitos, que me parece que es como mejor se desenvuelve Stephen King. Bien definidos (como siempre), y con su cometido durante la trama (todos). Los mas importantes son los siguientes:

Louis Creed: El protagonista absoluto de la novela (bueno, el cementerio igual le disputa el puesto); el padre perfecto, inteligente, con buen trabajo... su vida se empieza a torcer en cuando un estudiante muere en su primer día de trabajo. A partir de aquí una serie de acontecimientos (y dos camiones) harán que se replantee sus ideas sobre el mas allá, y es también el que hace que la trama avance. SPOILER y hacia el final acaba volviéndose loco FIN SPOILER.

Rachel Creed: la mujer de Louis, de joven tuvo un trauma con la muerte, y hace que se la plantee de forma muy distinta a su marido; mucho mas visceral. La verdad es que no tiene demasiada importancia en la trama, pero no deja de dar el contrapunto con su visión del tema.

Los dos hijos de los Creed: Dos renacuajos adorables, la niña parece tener una especia de sexto sentido (que aparece a partir de la segunda mitad del libro) y el niño se hace adorable también, además de darle un impulso a la trama en la segunda mitad del libro.

Los vecinos de enfrente: Son dos octogenarios, Jud y su mujer Norma. Que han vivido siempre en el pueblo. Norma sale mas bien poco, y me parece que sólo sale SPOILER para tener a alguien que muera y poder pensar sobre la muerte FIN SPOILER. En cambio Jud tiene bastante mas profundidad, es el que conoce mas secretos sobre el cementerio, y esconde varios secretos sobre el pueblo. Es un personaje bastante entrañable, que ha tenido alguna experiencia directa con el cementerio, y cree que está “vivo”.

Opinión personal: La historia está muy bien, profundizando en mas de una ocasión en la idea de la vida y la muerte, que es el vedadero eje del libro. En la pérdida de un ser querido, y en cómo ésta pérdida puede afectarnos. Y es aquí donde me parece que la historia da mas de sí; no es una simple novela de miedo (como las anteriores que he reseñado), ésta intenta ir mas allá, haciendo que pensemos un poquito (lo cual se agradece mucho).

Durante gran parte de la novela nos sumerge en los sentimientos de Louis, y nos intenta dar un miedo psicológico (porque la verdad es que poca cosa mas hay, al menos hasta el final), y hay que decir que lo consigue en parte. No sé si es que soy yo, que no hay manera de darme miedo, pero al menos éste libro me ha hecho inquietarme en algunos trozos, que ya es mas de lo que han conseguido los demás.

El final es realmente bueno (aunque no sea de los que a mí me gustan), y te deja con un mal cuerpo importante.

En definitiva, se trata de un muy buen libro, sencillo, lineal y sin subtramas raras que no vienen a cuento y que lo único que hacen es rellenar páginas. Te deja con un “mal” sabor de boca, que se agradece mucho; y encima de hace pensar sobre uno de los temas tabú en la sociedad actual: la muerte. Si sois de mente sensible leeros otra cosa, pero si no os importa pasar un mal rato, leeroslo, porque es realmente bueno.

PD: Permios obtenidos: Premio Locus 1984 (mejor novela de terror, puesto 7). World Fantasy Award 1984 (Nominación).

PD2: Pelis relacionadas: El cementerio viviente, de Mary Lambert.
Publicar un comentario