jueves, 21 de febrero de 2008

Y ya sólo me falta uno

Ayer tuve mi penúltimo partido de futbolsala-hierba en la facultad (por lo menos durante éste año); y tengo de decir que ha sido el mejor partido nuestro con bastante diferencia.

Me explico, hemos puesto de portero a un jugador nuestro que practica kungfu, y la verdad es que da gusto verle saltar de una lado a otro. Y, aunque le hayan metido 11 goles, es muuuucho mejor que cualquiera de los que hemos tenido hasta ahora.

Además en ataque jugamos bastante mejor (fallando una cantidad nada despreciable de ocasiones, como 8 o 9), metiendo un golete que no está nada mal.

Y vosotros me diréis: habéis jugado bien, el mejor es el portero y sólo habéis metido 1¿? Pues sí, qué pasa, el que es malo es malo y no se pueden hacer milagros...
Publicar un comentario