jueves, 15 de enero de 2009

La Cumbre de los Dioses


Como los mangas que me hago yo tienen muy poca sustancia, y se acaban en menos tiempo del que se tarda en comprarlos (por lo general), hace un tiempo empecé ésta serie de Rasetsu. Y poquito a poquito me fui enganchando… hasta terminarla (poco me duró). Se trata de un manga de superación y autodescubrimiento que os hará vibrar a cada página. Aquí tenéis mi opinión sobre el:

Historia: Tras una expedición fallida en el Everest, un fotógrafo que acompañaba a la expedición encuentra una cámara en un bazar. El caso es que la cámara es del mismo modelo que llevaron los primeros que subieron al Everest, y que desaparecieron sin que nadie supiera si habían llegado a coronar o no.

Así, seguiremos al fotógrafo en su investigación sobre el origen de la cámara. Investigación que rápidamente le lleva hacia la figura de Joji Habu: un alpinista famoso de hace un tiempo y del que no se sabe nada.

Poquito a poquito iremos siguiendo la investigación, a base de flashbacks y entrevistas con antiguos compañeros de Habu. Viendo su vida y su pasión por la montaña. Y así, en un viaje de autodescubrimiento del fotógrafo, a través de la figura de Habu y con el tema de la cámara como telón de fondo.

Personajes: Importantes son solamente dos, pero hay unos cuantos con cierto peso y que ayudan a que avance la trama. Aun así aquí os dejo con los protagonistas indiscutibles de los cinco tomos que componen la obra:

Fukamachi: El fotógrafo que empieza las investigaciones y cuyo punto de vista compartiremos en todo momento, ya sea viendo lo que hace o lo que le explican. Cree que la cámara encontrada es la de Mallory (el primero en subir al Everest), pero ése tema le queda en un segundo plano cuando empieza a descubrir cosas sobre la vida de Habu (con el que se va obsesionando). Sigue adelante en su investigación, ya sea para huir de cosas de su vida o para encontrarle algún sentido.

Joji Habu: Igual aparece mas en el libro que Fukamachi, pero siempre es a través de los recuerdos de otros o incluso de su propio diario. Es un hombre duro, que vive por la montaña. Su vida es subir donde otros nunca antes han subido. ¿Porqué? Porque es lo que sabe hacer, sin mas. En las partes en que sale, veremos hasta donde se puede llegar a forzar el cuerpo humano, y lo importante que llega a ser la voluntad de conseguir las cosas.

Dibujo: Al empezar a leerme el número uno de ésta serie, me parecía que el dibujo estaba anticuado y que no iba a gustar demasiado. Pues no, a las pocas páginas ya me di cuenta de lo perfeccionista que es Taniguchi (del que por el momento no he leído nada mas) en todas las viñetas. Y da el do de pecho en el enfoque de las escenas y en los paisajes.

Realmente parece que estés subiendo junto a Habu en cada uno de los tramos, y toda esa tensión se consigue gracias a lo genialmente enfocada que está la narración, al ritmo que mantiene, y como no, a la calidad del dibujo.

Excelente.

Opinión personal: Si queréis sentir algo mientras leéis un manga, haceros con éste sin dudarlo. Os apasionará desde la primera página hasta la última.

Y una vez os he obligado a comprar éste manga (18€ por tomo), os digo que es de lo mejor que me he leído éste año. Tiene algunas de las escenas mas duras que he visto, en las que casi contendremos el aliento sin saber muy bien cómo saldrá con vida del lance nuestro escalador. Y cómo puede ser que alguien pueda llegar a entregar su vida por la montaña.

Las subtramas que van apareciendo no hacen sino hacer que entendamos algo mejor a los protagonistas, añadiendo cierta perspectiva a la obra (para que no sea, escalar, escalar y escalar).

En fin, sé que me ha quedado una opinión muy cortita, pero poco mas os puedo decir: compradlo.

Valoración: 10.
Publicar un comentario