viernes, 26 de junio de 2009

Saga Crepúsculo II - Luna Nueva

Cuando acabé el primer libro de ésta saga me quedó un sabor de boca un poco agridulce. Sobretodo porque era un libro que enganchaba, con muchas posibilidades en cuanto a sus personajes, pero que tardaba demasiado en arrancar (es que no pasa nada en prácticamente cuatrocientas páginas). Lógicamente, al acercarme a la segunda parte esperaba que una vez puesto el mundo y las relaciones, la trama fuera avanzando a mayor velocidad, y no me ha decepcionado. Aquí os dejo con la segunda parte de la saga crepúsculo: Luna Nueva.

Historia: "Cuando el papel me cortó el dedo, solo salió una gota de sangre del pequeño corte. Entonces, todo pasó muy rápido. "¡No!", rugió Edward... Aturdida y desorientada, miré la brillante sangre roja que salía de mi brazo y después a los ojos enfebrecidos de seis vampiros repentinamente hambrientos..."

Para Bella Swan, hay una cosa más importante que su propia vida: Edward Cullen. Pero enamorarse de un vampiro es más peligroso de lo que Bella nunca podría haber imaginado. Edward ya ha rescatado a Bella de las garras de un diabólico vampiro, pero ahora, a medida que su arriesgada relación amenaza todo lo que es cercano y querido para ellos, se dan cuenta de que sus problemas puede que sólo estén empezando...


Como el libro anterior había quedado todo bastante cerradito, sobretodo el tema del amor entre Bella y Edward, en éste tenían que hacer algo para que volviera a quedar en el aire, en caso contrario parte de lo interesante (de lo poco que pasaba) del primer libro hubiera quedado atrás.

Pues bien, nada mas empezar, Edward y los Cullen se van. Dejando abandonada a Bella que queda hecha pedazos y sin ningún sitio al que apoyarse. Hasta que aparece Jacob Black, que le hace un poco de salvavidas.

Así, en primer plano (no nos engañemos, son novelas románticas) tenemos la relación entre Bella y Jacob, con el fantasma de Edward rondando durante prácticamente las tres primeras partes de la novela. Para darle algo mas de tensión, aparece un nuevo cazador que va a por Bella, así como un nuevo grupo de gente sobrenatural: los hombre lobo (dedicados a cazar vampiros).

Una vez puestas las piezas sólo falta ver cómo van evolucionando hasta llegar al último cuarto del libro, que al igual que sucedía en la primera novela, incrementa el ritmo y ansiedad de la narración (no digo mas, que tampoco quiero spoilear demasiado).

Personajes: Como principales están exactamente los mismos que en el primer libro, algunos salen mas, otros menos, pero por lo general ya tenemos base establecida para los siguientes volumenes. Os dejo con la situación en la que están en ésta segunda novela:

Edward Cullen: Con el amor de Bella en el bolsillo, aquí desaparece con tal de protegerla de los peligros que encarnan él y su familia. Hasta el final no tiene protagonismo, así que le dejaremos de banda para no spoilear.

Alice Cullen: La mejor amiga dentro de la familia vampírica para Bella. Está en contra de irse y dejar a Bella sola, y está dispuesta a convertirla en una mas de la familia.

Carlisle Cullen y Esme Cullen: El primero está como una presencia tranquila dentro de la familia, un vampiro que aprecia a Bella por lo que ha supuesto para Edward y que está dispuesto para que entre en la familia. La segunda casi ni sale, aunque sigue siendo la presencia maternal para los demás vampiros Cullen.

Emmett y Rosalie: El primero está de relleno, la segunda la lía al final del libro, aunque parece que cambia un poco la manera en la que ve a Bella.

Jasper: Casi solo sale para precipitar las cosas al principio, y es que es ek Cullen con menos autocontrol. Por lo demás un vampiro que intenta ser mejor.

Isabella Swan (Bella): De nuevo la prota. Aquí aparece prácticamente rota por la desaparición de Edward. Se pasa el libro intentando recuperar los pedazos que han quedado de su corazón y centralos en Jacob Black, el único que parece capaz de animarla.

Renee: La madre de Bella ni sale, se la nombra y poco mas.

Charlie: Gana en protagonismo respecto al primer libro, y es que no ha llevado bien que Edward deje a Bella en el estado catatónico en el que queda. Un personaje muy humano y de lo mas creíble de la novela.

Jacob Black: Si en el primero era prácticamente un niño, aquí con 16 años y prácticamente un metro noventa de altura es ya una persona bastante mas madura. Como en el primer libro sigue enamorado de Bella, y disfruta cada momento que ésta está con él (parece lo único que la hace volver del limbo). Lo malo es que la relación está ligeramente viciada por la relación de Bella con los vampiros, y porque Jacob es un poco mas de lo que aparenta.

Otros en la Push: Desde el padre de Jacob hasta la manada de licántropos, todos en la Push parecen odiar a muerte a los vampiros, a la vez que parecen apreciar a Bella.

Mike, Jessica y otros amigos del insti: Si en el primer libro eran poco mas que extras con los que adaptar a Bella al ambiente del pueblo, aquí prácticamente cogen el papel de meros nombre que se menciona de vez en cuando. Es lo que tiene no ser ningún tipo de criatura sobrenatural.

Demás vampiros: Hay que recordar que el mundo está plagado de vampiros, y casi ninguno sigue la peculiar dieta de los Cullen. Así, hay unos cuantos vampiros malos (entre los que destaca la pareja del que se meriendan en el primer libro) que puede que den bastante por saco en futuros libros. Entre éstos también vale la pena hacer mención de la realeza vampírica, un toque glamuroso a toda la fauna chupasangre.

Opinión Personal:
Antes que nada decir que el libro me ha gustado mas que el primero. Básicamente es otra vez lo mismo, pero gracias a Dios van pasando mas cosas entre la cantidad de miel.

El mundo sobrenatural se va expandiendo poco a poco, con nuevos personajes vampiro, una manada de hombres lobo y conociendo algo mas en profundidad como funcionan ambos.

Por si fuera poco, hemos podido ver a Bella lejos del influjo de Edward (que parece tonta la pobre), y los ratos que pasaba con Jacob parecía un personaje mas normal (si es que se le funde el cerebro al estar cerca de su vampirito, de verdad). En ésos ratos era una Bella mas madura, vamos, que me gustaba verla partida a cachitos e intentando recogerlos.

El tema de la manada de hombres lobo está bastante bien llevado, tanto las tranformaciones como su manera de funcionar (juntos, leyéndose el pensamiento y de manera territorial).

Resumiendo: al final del libro me parece demasiado rápida la reconciliación (a mi me hacen eso, y lo menos que le hago es girarle la cara de una hostia), pero por lo demás un libro que está un punto por encima del anterior (que ya me gustó), aunque sigue faltándole algo para llegar al excelente.

Os enganchará casi con total seguridad, y si habéis sobrevivido a la miel del primero estoy seguro que éste os gustará un poco mas.

Valoración Personal: 8,5.
Nota en Amazon: 8,61.
Publicar un comentario