viernes, 2 de abril de 2010

Dragonlance - Preludios I - El Guardián de Lunitari

A falta de acabarme Corazones en la Atlántida (igual lo tengo listo para cuando se publique esto), tiraré del primer libro de los preludios de la Dragonlance. Vamos allá:

Historia: Los personajes clave de la saga Dragonlance se reúnen en El Último Hogar para despedirse antes de que cada uno emprenda viaje en busca de aventuras y fortuna. Allí están Caramon, Raistlin, Kitiara, Sturm, Flint, Tanis y Tass, y todos se comprometen a reunirse otra vez en el mismo lugar al cabo de cinco años. Es el "preludio" de una larga historia.

La novela se centra en las vicisitudes de Kitiara y Sturm. Éste quiere ir a Solamnia, su patria, para buscar a su padre y Kitiara decide acompañarlo.


Los compañeros protagonistas de los libros principales de la saga vivieron una serie de aventuras durante cinco años, unos años en los que separaron y se fueron a investigar los rumores de guerra que había por todo el mundo.

Éste libro nos cuenta lo que hicieron Sturm y Kitiara durante la parte del viaje que transcurrió estando juntos. Y esto fue ni mas ni menos que un viaje a la luna roja de Krynn montados en una nave gnoma.

Con éste punto de partida tenemos una relación incipiente entre Sturm (recto) y Kitiara (tentadora) en medio de un lugar desconocido, con unos compañeros de viaje exasperantes y un final incierto.

Personajes: Siendo el tipo de producto que es, es lógico que los protagonistas del mismo sean Sturm y Kitiara. Vamos a ver cómo están los dos durante el libro:

Sturm Brightblade: El joven caballero de Solamnia parte del pueblo de Solace en busca de su desaparecido padre. Éste chico cargado de ideales sobre la caballería y el honor, recibe un buen baño de “realidad” de Kitiara, de la que aprenderá que no sólo existen el blanco y el negro.

Kitiara Uth Matar (o Majere): Si Sturm es joven en éste libro, Kitiara no se queda atrás. La fogosa mujer que se convertirá en general de los ejércitos de los dragones y cuya ambición parece no tener fin, decide que jugar con Sturm y atormentarlo durante el viaje puede ser divertido. Y vaya si lo hace.

Los Gnomos: Son unos cuantos los gnomos que construyen la nave con la viajarán a Lunitari, y son ellos los que se encargan de darle el puntillo gracioso a la novela. Cada uno tiene una misión en la vida distinta (desde contar pasas a viajar a la luna), y sus reacciones obsesivas son dignas de admirar.

Opinión personal: El Guardian de Lunitari es uno de esos libros menores de la saga Dragonlance que están hechos para sacar dinero de una franquicia sin aportar calidad alguna.

Se utiliza el nombre de dos de los personajes principales de la franquicia, el hecho que en el futuro se sepa que existe un hijo en común, y la curiosidad para saber cómo leches se produjo el acercamiento entre dos personas tan distintas.

Lo que no se puede hacer es crear una trama absurda para contestar sólo a medias las preguntas de los fans. Es una especia de What if sin ningún tipo de interés.

La idea de llevarles a la luna es bastante absurda (y se salta parte de la cosmología del mundo), luego, los gnomos están puestos con calzador para que salga alguien mas y para explicar el viaje.

Sólo se salva que los personajes protagonistas mantienen parte de la esencia que les ha hecho tan grandes, y que las misiones de los gnomos tienen su punto. Por lo demás, completamente prescindible.

Gastad el dinero en otras novelas.

Valoración personal: 5,5.
Nota en Amazon: 5,71.
Nota en el Orbe de los Dragones: 5,86.
Publicar un comentario