lunes, 10 de mayo de 2010

Series Tv - True Blood T2


Si con la primera temporada decía que la serie no era ningún pelotazo, pero que estaba bien y se dejaba ver...

Ahora me lo tengo que comer XD. Es una auténtica maravilla toda la segunda temporada de True Blood, ni mas, ni menos. No he podido dejar de mirarla hasta que he llegado al final!

Está clarísimo que la primera temporada sirvió para presentar tanto el mundo como a los personajes del peculiar pueblo donde parece que las cosas no acaban de ser del todo lo normales que debían ser.

Tras acabar con el asesino de la primera temporada, el pueblo se ve envuelto en una serie de sucesos paranormales que parecen centrados en una mujer. Ésta, se nos presenta como una buena samaritana que quiere ayudar a jovenes descarriados a valorarse a sí mismos.

Por otro lado, el interés de Erick (el vampiro sheriff de la zona donde suceden las cosas) por Sucki (la prota) es cada vez mas y mas grande. Intentando por todos los medios (legales) hacerse con ella (y sus poderes).

Lo que nadie se espera es que el creador de Erick (uno de los vampiros mas poderosos de EEUU) sea raptado por la Iglesia del Sol: los fanáticos antivampiros que veíamos de refilón en la primera temporada.

Las cosas se mezclan poco a poco, los personajes crecen a buen ritmo (TODOS), y los giros de guión y las sorpresas están a la orden del día capítulo tras capítulo.

Querréis saber que se ha hecho del vampiro poderoso, qué pasa dentro de la Iglesia del Sol, quien es la mujer que ha irrumpido en el pueblo, cómo acabará el buen de Sam, porqué Sucki es cada vez mas cargante, qué clase de ser es la leedora de mentes¿?

Pero bueno, no digo mas porque alguna de éstas cosas quedará en el aire de cara a la tercera (y deseada) temporada.

Resumiendo: coje todo lo bueno que tenía la primera temporada, le pone un guión mucho mejor y lo mezcla para sacar una temporada que se me antoja insuperable. Miradla, pero a la de ya.

PD: Desconcertante el capítulo "repetido" que hay al inicio de la temporada, sobra a todas luces.
Publicar un comentario