lunes, 27 de septiembre de 2010

Manga - Planetes

Me fijé en éste manga justo después de que Jeparla comentara en su blog una obra posterior de éste mismo autor: Vinland Saga. El de vikingos me llamó mucho la atención, es verdad, pero el que estaba publicado aquí era planetes: cortito, buen dibujo y, a priori, una buena historia. Ahora, con los cuatro tomos en la pila de lectura de Rasetsu (que va bajando poco a poco XD), os dejo con mis impresiones sobre la obra:

Historia: Planetes nos sitúa en nuestro mismo mundo unos cuantos años en el futuro. En la tierra las cosas no parecen haber cambiado demasiado, pero en el espacio, la especie humana empieza a expandirse y a montar colonias (en los planetas mas cercanos).

Así como colonias, hay algunas profesiones que se han vuelto necesarias para la sociedad, y una de ellas es la de basurero espacial. Nuestros protagonistas se dedican a ésta profesión: recoger desechos del espacio para evitar que la orbita terrestre se convierta en un mar de mierda intransitable para las naves espaciales.

Con éste punto de partida viviremos el día a día de los tres miembros originales de la tripulación de una de éstas naves de recogida de basuras, en una trama que nos muestra mas sus sueños y necesidades que las aventuras que se podrían correr en el espacio.

Un manga de vida cotidiana en el espacio.

Personajes: Como manga que basa su desarrollo en los personajes, éstos son una de las claves de que funciona. Los protagonistas son:

Hachirota Hoshino: Astronauta japonés que sigue los pasos de su padre, sueña con tener una nave propia, y desempeña el papel de basurero como un medio para acumular horas de vuelo y seguir adelante hacia su sueño. Es un hombre al que le cuesta mucho encontrar estabilidad en la vida, y cuyos sueños llegan a superarle en ocasiones. Nos ocupa toda la mitad del manga.

Ai Tanabe: Una chica que se une a la tripulación como futura substituta de Hoshino. Es una mujer muy vivaz, con opiniones para absolutamente todo e incapaz de mantener la boca cerrada aunque le vaya la vida en ello. En un principio choca forntalmente con Hoshino, y es que sus caracteres son incompatibles.

Fee Carmichael: la capitana de la nave, una mujer práctica y que tolera poquito las tonterías. En una fumadora empedernida y una mujer muy protectora con los suyos. Suya es la historia del final del manga, en la que vemos como llegó a ser como es; y como era antes.

Yuri Mihairokoh: La primera historia del manga gira en torno al cuarto tripulante de la nave, que se hizo recuperador de desechos espaciales para recuperar algo de su mujer (muerta en un accidente espacial unos años atrás). Se encarga del mantenimiento y de dar (a veces) un contrapunto lógico a lo que dicen sus compañeros.

Dibujo: A mí me entró por los ojos. Es un tipo de dibujo que me gusta mucho, bastante realista y con unos fondos muy detallados.

El problema que tiene es que al principio le cuesta encontrarle el punto, cambiando desde el diseño del protagonista hasta algunos tipos de enfoques o caras.

Suerte que con el paso de los capítulos se va volviendo mas y mas perfeccionista, mejorando tanto en la composición de las viñetas (a veces me parece estar viendo un anime, de los bien explicado que está todo) como en la desaparición de los fallos en las caras de los personajes.

Opinión personal
: Planetes es un buen manga, de eso no tengo ninguna duda.

El problema a la hora de valorar lo que tengo entre manos me viene por el giro que da su historia, y no es que gire bruscamente, es que de registro, o el augmento de la gravedad de lo que se está contanto me cortó el rollo hacia la mitad de la obra.


El primer tomo es una buena toma de contacto con los personajes, la ambientación y la idea del mundo futurista que tiene el autor.

En el segundo conocemos los sueños de uno de los protagonistas, y lo que puede llegar a hacer para conseguirlos.

En el tercero te esperas seguir con el protagonista, ver como le va intentando cumplir su sueño... y te da una hostia en toda la boca al volverse mas profundo. Te metes mas en él (virtualmente) y ahonda en los sentimientos del personaje, así como en su lugar en el universo.

Y el cuarto tomo es una mezcla entre el tercero y el segundo, en un punto (a mi parecer) mas equilibrado que los dos anteriores.

Supongo que el golpe me lo llevé por estar esperándome una cosa distinta a partir del tercer tomo; aun así, los derroteros que toma al empezar se van suavizando, lo que ayuda mucho a poder seguir las reflexiones del autor, a pensar sobre ellas y a decidir si se comparten o no (sin dejar de lado la parte entretenida del manga, que sigue habiéndola).

Os lo recomiendo si os gustan las obras que siguen el día a día de los personajes y podéis tomaros un tiempo para disfrutar de los capítulos uno a uno, sin prisa y acompañando a los protagonistas en su día a día.

Valoración: 7,2.
Publicar un comentario