viernes, 29 de octubre de 2010

Stephen King - Las Cuatro Estaciones I

Tirando de nuevo de mi enorme pila de lectura (intento rebajarla, de verdad), y viendo que seguía habiendo varias cosas de Stephen King; me dispuse a coger uno cualquiera (no tengo criterio) ganando por estar mas cerca éste las Cuatro Estaciones I. Son dos cuentos cortos (o no tan cortos) de una serie de cuatro.

Vamos con ellos:

Historia: A los veinte años le internaron en prisión, y ahora se encarga de conseguir a los otros internos todo lo que le soliciten, sea lo que sea. Y en 1949 Andy Dufresne, ex vicepresidente de un banco y ahora condenado a cadena perpetua por el asesinato de su esposa y el amante de ésta, le pide a Rita Hayworth…

Un niño reconoce en un vecino suyo a un conocido nazi y usa la información para, con refinada perversidad, abusar del anciano.

Con Esperanza, primavera eterna y Verano de corrupción, los relatos que abren el ciclo sobre las cuatro estaciones, Stephen King accede a los niveles más profundos –y los más inquietantes– de la mente humana.


Primavera: Ésta primera historia corta nos traslada a una cárcel, donde desde la optica de un preso se nos cuentan como fueron los años que pasó allí y la relación que tuvo con otro interno.

Y es que ese otro interno no sólo le proporcionó amistad, fue su forma de encarar el preíodo carcelario lo que le hizo destacar.

Un relato de unas 150 páginas en las que se nos detalla qué pasó con Andy Dufresne durante todos los años que estuvo en la cárcel. Muy interesante y con un final muy bien traído.

Verano: Segunda historia y que se podría haber publicado perfectamente como una novela independiente. Y es que a lo largo de sus mas de 200 páginas veremos cómo evoluciona la relación entre un chico “perfectamente normal” de los Estados Unidos y un criminal de guerra nazi hacia el final de su vida.

Realmente se trata de una historia enfermiza, pero no por lo que se nos cuenta, sino por la facilidad con que podemos imaginar que eso pudiera pasar.

Lo que en un principio parece curiosidad (un tanto malsana), se va retorciendo por las dos partes hacia su inevitable (y buen final).

Personajes: Siedo lo mas directo posible os dejo con dos personajes por novela, que es sobre quienes giran los argumentos.

Primavera: Aquí son dos los personajes, el que nos lo cuenta y sobre quien nos lo cuentan. El segundo parece el eje de la historia, y es que sabremos lo que hizo durante un buen montón de años (un tipo callado, metódico, paciente y honorable); pero al hacerse desde el punto de vista de alguien un tanto mas pragmático y que lo ve todo con la distancia que dan los años... pues no sabría deciros cual de los dos tiene mas protagonismo.

Verano: Éstos dos si que se merecen una tesis propia. Y es que Stephen King nos mete en las mentes de dos seres realmente malsanos. Y lo hace de tal forma que no nos cuesta demasiado. Todd, un chico joven (14 años al empezar el libro) descubre que un vecino es un criminal nazi fugado, y qué hace¿? chantajearle para que le cuente de primera mano cómo fue aquello. Por otro lado está Dussander, el abuelo que lleva media vida viviendo con el miedo a que le pillen e intentado olvidar algo que un chaval bastante cabrón intentará hacer que recuerde. Los dos tienen posiciones que van variando a lo largo de la novela, a medida que pasan tiempo juntos.

Opinión Personal: Como relatos “cortos” son de lo mejor que le he leído a King en bastante tiempo. Lo que me hace tener muchas ganas de leerme los dos siguientes (recordemos que son cuatro estaciones y aquí solo hay dos).

Podrían ser perfectamente libros con derecho propio, pero se agradece que estén recopilados en un mismo volumen.

Primavera: El relato mas corto de los dos se nos pasará en un santiamén, y es que el tono amable que impregna ésta historia carcelaria hace que nos sintamos bien a medida que la leemos.

Es cierto que los personajes pueden estar muy puteados, que lo que les pasa no es para nada agradable; pero la forma de encararlo y su personalidad hace que empaticemos con ellos y se nos transmita el sentimiento que acompaña a la estación (Esperanza).

Además, la trama está bien hilada, y pese a no ser original en nada hace que se lo perdonemos mientras la recorremos. Ah, y el final perfecto.

Verano: Éste relato igual es menos redondo que el anterior, pero es que ya el planteamiento es bastante mas complicado de llevar sin irte demasiado e intentando parecer verídico.

Y es que un chaval los papeles de los dos protagonistas de ésta novela no son para nada fáciles ya de partida: un chico joven que chantajea a un viejo a sabiendas que por su firma murieron cientos de miles de personas y un hombre que ha dejado atrás todo lo que hizo y que intenta vivir en paz se ve acorralado por un simple niño.

Lo bueno del relato es que los papeles de ambos evolucionan conforme se van conociendo, afectando su relación a la vida de ambos, así como a los que rodean al chaval.

Me ha gustado mucho, pero entendería que a mas de uno le pareciera repulsivo.

Valoración Personal: 9.
Nota en Amazon: 8,89.
Publicar un comentario