jueves, 9 de diciembre de 2010

PC - Everquest

Hace ya unos cuantos años (corría el año 2.000), teniendo yo 17 añitos y con la universidad a la vista; convencí a mis padres para poner internet en casa (pagandolo yo claro), concretamente una línea adsl de las de antes.

Mi objetivo no era usarla para estudiar, tenía otros planes mucho mas oscuros en mente muajajajaja. No, no penséis mal, el porno online de antes era casi todo de pago y de mala calidad. Mi objetivo era jugar al Everquest: un juego online que partía la pana en esa época y del que había visto cosillas en casa de un amigo.

Historia: Por aquella época, en la que los juegos de rol multijugadores masivos no tenían la competencia que tienen ahora; los programadores se centraban en crear un entorno atractivo y un buen sistema jugable, dejando la historia para que se la creara cada cual.

Así, explorando el enorme mundo de Norrath; podíamos asistir a un sinfín de aventuras distintas, basadas casi todas en la exploración de nuevos territorios y en la busqueda de mayores enemigos con los que luchar y a los que vencer.

La estructura del mundo hacía que fueran los jugadores los que lo poblaran, con unos pnj a los que costaba arracarles información y una estructura de misiones bastante caótica.

Vamos, que era explorar por explorar con la incognita de no saber que esperaría tras la siguiente esquina.

En cuanto a la ambientación, Everquest bebía de las fuentes de la fantasía clásica (Tolkien and friends), aportando un mundo poblado por una buena variedad de razas y de entornos (desde los elfos del bosque hasta los no muertos).

Apartado técnico: Visto desde la perspectiva actual, los entornos del everquest (que no sus personajes) son bastante de risa. Desde unos polígonos del tamaño de mi cabeza hasta unos entornos muy vacíos y sin apenas detalles que llevarse a la boca.

Eso sí, en su momento era un espectáculo pulular por la ciudad colgante de los elfos del bosque, entrar en las fortalezas de los malos o darse una vuelta por el puerto de una ciudad humana.

En la variedad estaba el gusto, y hay muy poca gente que pueda decir que lo ha visitado todo en el mundo de Everquest y sus expansiones.

La banda sonora era de corte épico y bastante resultona (éstas cosas envejecen bastante mejor).

He dejado a parte a los personajes porque recibieron un parche voluntario que les modernizaba las skins. El efecto era un tanto raro; porque teníamos a un personaje visualmente actualizado pero que ya no pegaba demasiado con la calidad gráfica del entorno.

Un juego que en su tiempo era genial (no sólo por la calidad de sus gráficos, sino por lo abiertas que eran las zonas y las posibilidades de exploración que había en ellas) pero que no ha envejecido bien (normal, es de los primeros en el género que salieron).

Jugabilidad: Muy profunda. El sistema de clases de éste juego debería ser la envidia de otros productos mas nuevos (como final fantasy xiv, por ejemplo). Había combinaciones de raza/clase para aburrir; cada una de ellas con su progresión, atributos iniciales y forma de jugar.

La exploración del mundo era realmente gratificante, sobretodo por la variedad de zonas que había y lo divertido que era intentar matar a un enemigo sin tener muy claro qué sucedería despues (hoy día esa situación es inconcebible, ya que tenemos toneladas de información de información por internet).

Hoy día sigue aportando un sistema de juego por habilidades divertido, profundo y que puede llegar a enganchar (siempre que se le perdone el apartado visual).

Lo que queda desfasado es el sistema de comunicación (tecleando frases en inglés para hablar con los pnj hasta que aciertas con la que quiere) y las pocas quest que hay (para orientarnos hacia una zona u otra).

Opinión personal: Everquest fue un juego pionero en su momento, uno que buscó alternativas para evitar el temido lag de las conexiones de la época y que aportó un mundo sólido con gran cantidad de razas y de profesiones entre las que elegir.

Es cierto que el juego era tosco con el jugador novel, que se tenía que saber bastante inglés para enterarte de algo, que perdió parte de su encanto con según que expansión, que visualmente está desfasado de la hostia y que penaba excesivamente las muertes.

Pero es uno de esos juegos que conservan parte de la magia que los hizo grandes y que supuso un paso adelante para un género que estaba creciendo y que mas adelante nos ha dado juegos mas completos y profundos que sin la base de jugadores y de desarrollo que supuso éste everquest (y algún otro similar) no hubieran sido posibles.

Por mi parte le guardaré un hueco en mi corazoncito siempre, por ser el primer juego online que jugué, y el primero en el que un mago alto elfo llamado Darlantan corrió una serie de aventuras que no olvidará.

Valoración en Meristation: 8.
Valoración en Metacritic: 85.
Publicar un comentario