viernes, 21 de enero de 2011

Matahombres - Gotrek y Félix IX

Casi diez libros llevo ya sobre la saga sobre el matador y su cronista; y éste es el segundo con el nuevo escritor que sustituye a William King. Sinceramente esperaba auténtica basura de éste libro, sobretodo teniendo en cuando lo que daba el primero de Nathan Long en la saga.

Pero parece que le han dado un toque e intenta devolver a los dos protagonistas a la senda que no deberían haber abandonado nunca.

Historia: La esperada nueva aventura de Gotrek y Félix Gotrek y Félix han vuelto, y su nueva aventura los lleva a encaminarse al norte para ayudar al Imperio en la guerra contra la inmunda invasión de las hordas del Caos. Al hacer escala en Nuln, se reencuentran con el ingeniero enano Malakai Makaisson, que contribuye al esfuerzo Imperial transportando cañones hasta el frente en su nave voladora, la Espíritu de Grungni. Sin embargo, se sucederán una serie de horrendos accidentes, que dejarán al descubierto una oscura trama de sabotaje. ¿Podrán nuestros héroes encontrar a los villanos a tiempo para salvar la situación?.

Matahombres sigue la enorme aventura del matador Gotrek Gurnisson en busca de una muerte honorable en combate. Durante éste libro, los dos protagonistas vuelven a Nuln veinte años después de Mataskavens, reencontrandose con viejos conocidos y haciendo escala en su viaje hacia el norte en busca de la invasión que asola el Imperio.

Pero como siempre, éstos dos parecen atraer las desgracias a su alrededor, y se verán enredados en un intriga para destruir la ciudad y la fábrica de armamento que supone para todo el Viejo Mundo.

Tendrán que hacer frente a la desconfianza de sus semejantes, a las miradas de odio, a los remordimientos, a reencuentros dolorosos (y otros menos) y a mucho, mucho dolor.

Un libro de aventuras con algunas escenas bastante buenas y con algo de intriga de fondo, éstos son los ingredientes que tiene Matahombres.

Personajes: Si en el libro anterior casi no había personajes secundarios carismáticos para darles la réplica a Gotrek y a Félix, en éste, la vuelta a escena tanto de Ulrika como de Makayson hacen que tenga un sabor a viejos tiempos que le sienta la mar de bien.

Gotrek: Igual, inmutable máquina de destrucción. Eso sí, algún que otro sentimiento parece filtrársele a través de tanto músculo hormonado. Incluso podría decirse que se preocupa durante un momento por Felix (quién lo diría, tras veinte años luchando juntos).

Felix: Volver a la casa de tu hermano tras veinte años de aventuras, si ya de entrada no os llevabais demasiado bien, puede dar como resultado que salten chispas. Si a eso le sumamos la nostalgia por tantos años fuera de su país, el miedo a que sea destruido, el reencuentro con su mayor amor... La verdad es que el “joven Félix” tiene un papel bastante mejor que en el libro anterior, en el que empiezan a notarse los años de experiencia (aunque los que le ven dicen que físicamente está igual).

Makayson: El ingeniero loco/matador sigue igual que siempre. Haciendo viajes en su nave voladora para ayudar al Imperio en tiempos de necesidad, a la par que sigue buscando su muerte gloriosa. Lástima que no salga un poco mas.

Ulrika: La antigua boyarda kislevita, ahora convertida en vampira. Ésta mujer vive en la ciudad de Nuln, así que se aliará con sus dos antiguos camaradas con tal de evitar la destrucción de la ciudad. Su aparación hace que algunos de los sentimientos reprimidos de Félix afloren (asi como parte de la mala leche de Gotrek).

Opinión Personal: Como digo siempre (o casi) cuando reseño un libro de ésta saga, Matahombres entraría dentro del género palomitero total en caso de ser cine.

Así, una vez encuadrado el subgénero al que pertenece, se hace mas fácil dar una opinión sobre el mismo.

El libro nos trae todo lo que le pido yo a ésta saga, que es: escenas de acción al límite, una trama en la que no acabes de saber quien es el malo, alguna que otra sorpresilla, una buena recreación del entorno y un Félix renqueante detrás del matador.

Si además me trae ecos del pasado y una pizca del romance que hubo entonces, pues mejor que mejor.

Y eso es en definitiva éste Matahombres. Un libro de una saga que a mucha gente le dará repelús ya por concepto, pero que los amantes del universo de Warhammer y de éstos dos personajes disfrutaremos mucho.

Además, se puede respirar mas tranquilo tras ésta novela. No sé si le habrán dado un toque los editores, pero Nathan Long se ve mas suelto con la historia (hay algo) que en el anterior; a ver si sigue mejorando y vuelve a ser esto lo que era en tiempos de William King.

Valoración Personal: 8.
Nota en Amazon: 8,3.
Publicar un comentario