jueves, 20 de enero de 2011

True Blood T3

Parece mentira que tenga que esperarme otro año para ver de nuevo a los chupasangres favoritos de America. True Blood cierra su tercera temporada demostrando que es una serie que de querer, podría durar adeternum.

La trama de ésta nueva temporada nos coloca con Sucky y Bill mas distanciados que en anteriores, no en vano a la pobre no paran de pasarle cosas malas por culpa de su novio vampiro, y quieras que no, eso no une mucho.

Por otro lado tenemos a un rey de los vampiros (a saber cuántos hay) que demuestra estar completamente loco y que se erije como el villano de ésta temporada. Ciertamente se trata de un hombre con una personalidad bastante especial. Caprichoso y autoritario, a lo largo de sus mas de tres mil años de existencia pocos han sido los que han osado oponerse a él, y la nueva situación de los vampiros en el mundo parece no gustarle.

Hay, además, varias tramas abiertas mas: desde la aparición de hombres vampiro, el desubrimiento de lo que es Sucky, parte del pasado de Erick... y todo ésto perfectamente hilado y con momentos realmente memorables.

Como único pero a la temporada pondría la resolución de lo que Sucky. Es cierto que no acaba de explicarse bien de qué es capaz ni de donde vienen (cosa que es mas que probable se guarde para la quinta temporada), pero queda todo demasiado en el arite para mi gusto.

Resumiendo: una gran tercera temporada de ésta excelente serie de vampiros. Si bien es posible que hacia el final baje un poquito el nivel, no es menos cierto que hay muy cosas series en la actualidad que sean tan buenas como ésta.

Simplemente imprescindible.
Publicar un comentario