jueves, 17 de marzo de 2011

R.G. Veda

Aprobechando la nueva edición de éste manga de las Clamp, y que guardaba un buen recuerdo de su anime (visto hace lustros); no pude resistirme a comprar éstos siete tomos. Ha valido la pena?

Historia: Nos situamos en un reino ficticio: el reino celestial, donde los dioses rigen el destino de su mundo, y donde las guerras entre ellos han sido el pan de cada día.

Hace unos años hubo una rebelión acabando con la familia que dominaba el reino, y dejando a alguien con unos poderes descomunales y sin rival alguno en el trono.

Desde entonces, los reinos han tenido una relativa paz bajo la dictadura de ese Dios.

Hasta que el mejor guerrero del reino encuentra a la última descendiente de la familia que antes dominaba los cielos; adoptándola y empezando un viaje con ella para derrocar al actual señor.

Dicho viaje se verá envuelto en una profecía, que dice que la niña hará arder los cielos junto a seis estrellas que le acompañarán. Lógicamente, durante el viaje se van uniendo las “estrellas”, mientras el amor crece entre ellas y el mundo se va abocando lentamente al destino profetizado.

Una trama llena de amor y desamor, venganzas, combates épicos y algún que otro lío del que les cuesta salir a sus autoras.

Personajes: A patadas y para aburrir, de verdad, que tiene un buen montón de personalidad bastante bien definidas que le dan profundidad al manga (aunque hay algunos de los que tienes ganas de saber más). Vamos con los principales:

Karura: Como reina de un clan y amiga de Yasha, Karura se nos muestra como una gran guerrera que hará lo que haga falta por su hermana pequeña, a la que el emperador tiene como rehén para que no se rebele.

Kendappa: Una gran artista que desde pequeña (y por motivos trágicos) no soporta a todo aquél al que considere mas débil que ella. Ama a Soma; aunque ese amor se torne en imposible por las circunstancias.

Soma: Se une a Yasha y a Ashura en su viaje para hechar al emperador, al que odia por haber destruido a todo su clan. Un personaje que se muestra un poco frágil y demasiado dependiente de su amor por Kendappa.

Ryu: Rey del clan dragón bajo el mar. Es un chico joven con las responsabilidades de un rey (que le van un poco grandes). A la que vé la posibilidad de emprender viaje junto a yasha y Ashura no se lo piensa: entrenará con el primero y se hará amigo de la segunda. Un chico vital y que da el punto dicharachero al manga.

Ashura: La única descendiente del clan Ashura, que viene descansando como en extásis durante los últimos 300 años. Es la destinada a destruir el reino de los cielos, teniendo en su interior un poder realmente descomunal. Además, tiene como dos personalidades: la de la inocente que quiere mucho a Yasha, y la del demonio destructor que sólo piensa en matar.

Yasha: Se le supone el guerrero mas fuerte del reino, además de ser rey del norte y guardíán del reino divino. Se encuentra con Ashura y la protege, pese a conocer el destino que le aguarda al ligaese a ella. Un personaje serio y en el que se apoyan el resto de “rebeldes” contra el rey del trueno.

Taishakuten: El déspota malvado al que hay que derrocar. Se hizo con el reino divino a sangre y fuego, y desde entonces ha hecho lo imposible para mantenerse en el poder y volverse mas y mas poderoso. Hasta el final no sabremos sus motivaciones.

Kujaku: El típico personaje misterioso que no se sabe muy bien lo que es, pero que va apareciendo para ayudar a los protagonistas a conseguir su objetivo. Su historia se cuenta al final, y es de lo que mas me ha gustado del manga.

Dibujo: El manga tiene años. Muchos. Y eso se nota en el estilo de dibujo.

Es un dibujo muy barroco, con decenas y decenas de detalles que hacen que a veces cueste un poco seguir la acción. Además, el estilo en sí es demasiado estilizado para mi gusto, dando a todos los personajes un aire femenino que no les acaba de sentar demasiado bien.

También es verdad que a la que llevas unas cuantas páginas del tomo leído, te olvidas del dibujo; e incluso a partir de mitad de tomo empieza a gustar. No sé, te acostumbras.

Aun así, lo dicho, es un manga con bastantes años, lo que le da un aspecto añejo del que no puede escapar.

Opinión personal: RG Veda es un buen manda de fantasía, que pese a tener unos cuantos años a sus espaldas, consigue seguir a flote y bien recordado gracias a sus personajes, y el dramón que supone su trama.

Es una historia bien contada, que si bien simpre peca de tirar por el recurso fácil (dramón al canto), se hace entretenida y consigue que empaticemos con la suerte que puedan correr ciertos personajes (al menos hasta que la escabechina se convierte en la norma general).

Yo lo recomendaría a los fans de las clamp, de los amores imposibles o de las historias de fantasía a los que el dibujo no les heche para atrás (acabará hasta gustandoos) y que sean capaces de seguir la acción aunque a los autores no parezca interesarles demasiado ser claros.

No es una obra maestra, pero tiene suficiente calidad como para merecerse un huequecito en las estanterías de cualquiera. Y son sólo 7 tomos.

Valoración Personal: 7.
Publicar un comentario