jueves, 7 de julio de 2011

Dr. Who T1

Viendo que la serie estaba cosechando buenas críticas y que la temática me llamaba bastante, me decidí a empezar con el Doctor Who (la versión nueva).

La serie nos sitúa en Londres, donde una chica se cruza con un hombre que dice ser el Doctor (así, sin nombre). Una especie de viajero espacio temporal que visita distintos momentos de la historia del universo y arregla los desaguisados que pudieran torcer el transcurso normal del tiempo.

Se trata de un Señor del Tiempo, el último que queda (se nos insinúa una guerra en el pasado); y es un hombre que ha pasado demasiado tiempo sólo.

La serie nos narrará cómo el Doctor y la chica que conoce emprenden distintas aventuras, siempre con el pasado del Doctor como puntillo interesante.

Como planteamiento la serie está bastante bien, el problema está en que tiene un presupuesto de serie B, cosa que se nota mucho en los efectos especiales (cutres a mas no poder en la mayoría de ocasiones).

El lastre visual hace que la serie pierda muchísimo (sci-fi mal representada), con lo que no llega al nivel que esperaba.

Por si fuera poco, la serie sabe que no puede competir ni con antiguas glorias del género, por lo que no acaba de tomarse a sí misma en serio. Ésto da como resultado un producto malo, pero que sabe que lo es y lo enarbola como bandera.

Y allí es donde se le puede pillar el punto a la serie. Es decir, si sabes que la cosa no tiene profundiad, que los guiones son de chiste, y que los efectos especiales se hacían mejor hace 20 años... pues hasta la puedes disfrutar.

De todos modos, ha supuesto una decepción impresionante para mí, y no la recomiendo excepeto que os llame tantísimo que no podáis pasar sin probarla.
Publicar un comentario