viernes, 27 de abril de 2012

El Héroe de las Eras - Nacidos de la Bruma III

Al final ha llegado, el final de la primera trilogía de Brandon Sanderson ya está adornando mi estantería en un lugar de honor.

La historia de Nacidos de la Bruma llega a su final con éste el Héroe de las Eras. Estará a la altura de sus dos predecesoras?

Historia: Durante mil años los skaa han vivido esclavizados y sumidos en el miedo al Lord Legislador, que ha reinado con un poder absoluto gracias al terror y a la poderosa magia de la «alomancia ».

Kelsier, el Superviviente, el único que ha logrado huir de los Pozos de Hathsin, encuentra a Vin, una pobre chica skaa con mucha suerte. Los dos se unen a la rebelión que los skaa intentan desde hace un milenio y vencen al Lord Legislador.

Pero acabar con el Lord Legislador es la parte sencilla. El verdadero desafío consistirá en sobrevivir a las consecuencias de su caída. En El héroe de las eras se comprende el porqué de la niebla y las cenizas, las tenebrosas acciones del Lord Legislador y la naturaleza del Pozo de la Ascensión.

Vin y el Rey Elend buscan en los últimos escondites de recursos del Lord Legislador y descubren el peligro que acecha a la humanidad. ¿Conseguirán detenerlo a tiempo?


El primer libro nos presentaba una lucha contra las probabilidades en la que una banda de ladrones debía derrocar a un Dios.

El segundo nos mostraba que la parte fácil fue derrocar al Dios, luego aún quedaba la tarea de administrar el reino y hacer frente a las luchas de poder. Además, empezaba a introducir elementos que nos hacían pensar que ese Dios malvado había estado conteniendo a algo capaz de destruir a la humanidad.

Ahora, tras los sucesos del final del segundo libro, a los protagonistas se les acaban las opciones: hay una fuerza primigenia suelta por el mundo, una fuerza que existe sólo para destruirlo todo. Y lo único que tienen para luchar contra ella es la esperanza que el aquél al que derrocaron hubiera dejado tras de sí un plan de contingencia por si la situación acababa siendo tan desesperada.

La novela nos narra cómo Vin, Elend y compañía buscan unos depósitos donde el Lord Legislador dejó algunos mensajes, y en los que creen que estará la clave para derrotar a Ruina (el nombre de la fuerza primigenia). Además, veremos cómo algún otro personaje hace descubrimientos por su parte, retazos de información que irán juntándose poco a poco a medida que la situación se vuelve mas y mas desesperada.

Una historia que nos lleva por un crescendo fantástico que finaliza con uno de esos finales que te hacen pensar en lo que has leído a lo largo de los tres libros y ver las pistas que habías tenido para unirlo todo (de los geniales, vamos).

Personajes: Si en el primer y segundo libro destacaba la inmensa cantidad de personajes con peso específico que había en las novelas, en ésta tercera hay una rebaja considerable, centrándose mucho mas en unos pocos, y dejando a secundarios de lujo para momentos mas puntuales. Vamos pues con ellos:

Vin: La ex ladrona callejera reconvertida en emperatriz y eje central de una religión sigue pensando que hay algo mas que se le escapa. Es la única que parece capaz de derrotar a Ruina, y de sus intuiciones depende la vida de la humanidad. Un personaje mucho mas fuerte, que ha dejado atrás las inseguridades del segundo libro y ahora es ella misma.

Ham y Brisa: Dos miembros de la banda del superviviente que en ésta novela tienen un papel mas bien testimonial. Sí, dirigen ejércitos y actúan como representantes del emperador, pero han dejado su sitio a otros.

Sazed: Tuvo un papel principal en las dos novelas anteriores, aunque él no quiera admitirlo. Pero desgraciadamente ha perdido su fe, y es que no puede creer en alguien capaz de permitir que pase lo que pasa en el mundo.

Pese a ello, el destino aún le reserva un papel muy importante, y tendrá que seguir investigando para encontrarse a sí mismo y a la respuesta que ha estado buscando toda la vida.

Elend: El poder cambia a la gente, que se ve obligada a veces a hacer cosas que antes hubiera condenado. Ese es el caso de Elend, que como emperador debe hacer lo necesario para la supervivencia de su pueblo, dejando de lado los ideales y buscando los resultados. Aun así, siempre quedará parte de ese idealismo.

Yomen: Dirigente de la ciudad que está en posesión del último depósito del Lord Legislador, y hombre que parece ser el único obstáculo entre Elend y Vin y sus objetivos. Sigue predicando que su Dios volverá y se niega a rendirse ante lo que él ve como una agresión a su patria.

Ruina: El poder en la sombra, aquél que lleva mil años esperando para poder tocar el mundo de forma directa y destruir todo lo que hay en él. Se nos revelan muchísimas cosas de éste personaje a lo largo de la novela, con lo que no diré mas.

Marsh: No sale mucho, pero desde sus ojos veremos algunos de los movimientos de Ruina, y comprenderemos el alcance de sus poderes. Lastimita de hombre, que ha quedado reducido a una mente que no tiene control sobre su cuerpo ni momentos en los que rebelarse contra aquél que le controla.

Fantasma: El miembro mas circunstancial de la banda de Kelsier sigue con su papel de espía e informador. Ahora lo hace desde una ciudad bajo las garras de un nuevo déspota.

Probablemente el personaje que mas ha cambiado desde la primera novela, desde el tímido chaval que casi tartamudeaba al hablar hasta el hombre decidido y sacrificado en el que se convierte en éste libro. Muy interesante su evolución, de verdad.

Ten Soon: El kandra también se vuelve un personaje muy interesante, sobretodo porque nos presenta la única cultura que nos faltaba por conocer y que resulta ser una de las piezas mas importantes para el rompecabezas general. Otro gran personaje bien descrito por Sanderson (y que recuerda al Sazed del primer libro).

Opinión personal: El Héroe de las Eras supone el final de una de esas trilogías imprescindibles para cualquier amante de la fantasía, y una de esas que se puede recomendar a cualquier profano en la materia que busca algo con lo que iniciarse.

Se trata de una trilogía que va cambiando gradualmente nuestra visión sobre el mundo que trata, añadiendo mas y mas información (relevante) que da mas matices a la trama, o piezas a nosotros para que entendamos mejor lo que está pasando.

Así pues, en ésta última novela la cosa está ya desmadrada y la escala a la que pasan los acontecimientos es mucho mayor de lo que era al principio, aunque no nos demos cuenta.

Sanderson nos dirige magistralmente hacia un final de esos que ya quisieran para sí todas las novelas de fantasía, de los que contienen sorpresa final, giros argumentales, encaje de todo lo que teníamos suelto hasta el momento… de verdad que es magistral.

Igual es verdad que hay algún trozo que acusa un efecto chicle, alargando de mas cosas que no sería necesario alargar. Pero el resultado final, viéndolo en su conjunto poco mas satisfactorio podría ser.

Volviendo a la trilogía, es una lástima que no sea todo lo regular que podría ser, con una primera parte inmejorable, una segunda que peca de lentitud y una tercera que empieza con el ritmo de la segunda y va subiendo sin parar.

Si el segundo libro tuviera 200 páginas menos, y éste tercero contara con un inicio un poco mejor, estaríamos hablando sin duda de un top five de la literatura fantástica de todos los tiempos. Tal y como están las cosas, no dejaré de recomendarlo fervientemente, pero con la sensación que le falta redondear un par de cosas para ser perfecta.

No os engañéis, he disfrutado como un enano de todas y cada una de las páginas de la trilogía, pero entiendo que pueda haber gente a la que algunos cambios de ritmo se les hagan pesados. Le pondría un 9,9 al conjunto, para que me entendáis.

Valoración Personal: 10.
Nota en Amazon: 9,03.
Publicar un comentario