jueves, 26 de abril de 2012

PS3 - Demon's Souls

He tardado mucho en hacer ésta reseña, casi tanto como tardé en acabar con éste juego XD. Demon Souls es uno (o el) de los juegos mas difíciles que han pasado por mis manos, y creedme, en mas de 20 años que llevo jugando, han pasado muchos.

Además, con la segunda parte en el mercado, creo que vale la pena hacer la reseña de la primera.

Historia: En un país llamado Boletaria se ha extendido una niebla muy chunga que mata a la gente que entra en ella. Esto es porque los demonios han vuelto al mundo, y recolectan almas para su señor: un superdemonio que se alimenta de todas las almas que caen en sus fauces y que incrementa poco a poco su poder.

Nosotros, utilizando esas mismas almas en nuestro probecho, recorreremos el reino buscando a los lugartenientes del demonio, para acabar con ellos, cortar el flujo de almas hacia su señor y evitar así que vuelva al mundo.

Para hacerlo tendremos que acabar con infinidad de enemigos y hacernos con el equipo y el nivel necesarios para enfrentarnos a cuantos retos se nos pongan por delante.

La trama no tiene demasiado peso durante el transcurso del juego, pero ahí está.
Apartado Técnico: No nos engañemos, Demons Souls no revoluciona su género desde el punto de vista visual. Mas bien es cumplidor, sin mas.

Los enemigos y el personaje están bien diseñados, y los escenarios donde transcurre la acción son resultones. Además, se mueve toda de forma bastante fluida y se los entornos se ven sólidos.

Destacan los enemigos mas grandes del juego (dragones y demás).

El apartado sonoro es mas o menos igual, con una banda sonora normalita y unos efectos de sonido del montón (espadazos, conjuros, ruidos de enemigos, pisadas...).

En la media de la consola, sin destacar por nada.
Jugabilidad: Llegamos al meollo de la cuestión y es que la jugabilidad de Demon Souls es lo que hará que lo odieis con todas vuestras fuerzas o os atrape sin remisión.

El sistema es sencillo: un par de botones por mano (ataque fuerte/flojo y defensa), otro para esquivar, otro para usar los objetos del inventario. Con éste sistema de combate tendremos que abrirnos paso por distintas localizaciones, abriendo puertas y acabando con todo bicho que se nos cruce por delante.

La cosa está en que los combates no son sencillos, y el mas tonto de los enemigos puede matarnos si nos despistamos. Así, cada combate es un reto, que si fallamos, perderemos todo el progreso que hayamos hecho hasta ese momento, teniendo de repetir el nivel entero (excepto la apartura de puertas).

Además, para subir de nivel o mejorar nuestro equipo, tendremos que volver a una zona común, reiniciando automáticamente de nuevo los enemigos de la zona.

Ésta repetición constante del patrón intentando superar nuestro anterior avance es lo que hace que el juego de pique, pero si lo repites veinte veces y acabas peor de lo que estabas, acaba cansando.

Podréis elegir el tipo de personaje que queráis y subirlo en consecuencia (guerrero, mago, ladrón, experto en armas a dos manos, arma y escudo...) lo que le da a cada cual la posibilidad de jugarlo como quiera.

Hay, además, algunas opciones online con las que pedir ayuda a otros jugadores. Pero claro, si puedes pedir ayuda, también está la posibilidad de que alguien entre en tu partida, te mate, te quite la experiencia y se pire.

Ah, y autoguarda solo, así que olvidaros de guardar y avanzar. Guardará al morir.
Opinión Personal: Demon Souls es un juego muy especial, de esos que o te atrapan o tienes ganas de lanzar contra la pared y que revienten.

En mi caso ha sido mas la segunda opción que la primera, y eso que lo compré de importanción unos meses antes de que saliera en España, con una gran ilusión por ver qué retos podía proporcionarme.

Pero básicamente tuvo dos problemas para mí: que soy una nulidad orientándome en los videojuegos y que el sistema de subida de nivel (tener que volver atrás) se me hacía muy pesado.

Solucionando éstas dos cosas (sobretodo la segunda) el juego me hubiese gustado mucho mas (como está haciendo el Dark Souls); pero sin solucionarlas se me hizo muy, pero que muy cuesta arriba.

A los que no tengáis miedo de encarar un reto desquiciante que puede llevaros horas y horas, yo probaría antes con su segunda parte. Si la tenéis y os ha gustado, haceros con él, es mas de lo mismo (pero sin hogueras de subida de nivel).

Valoración Personal: 6,5.
Valoración en Meristation: 9.
Valoración en Metacritic: 89.
Publicar un comentario