jueves, 20 de septiembre de 2012

El Gato con Botas

Hoy os traigo una película de esas que te pones a ver cuando estás cansado, tienes menos de dos horas de tiempo libre y no te apetece complicarte la vida. Os estoy hablando del Gato con Botas.

Y no la historia clásica, no, la del Gato con Botas que sale de Shreck, un personaje con la suficiente entidad propia como para llevar una película él solito alejado del ogro.

En ella veremos una de sus aventuras antes de unirse a la panda del ogro & Co. Concretamente una que le liga con la historia de las judías mágicas y la oca que pone huevos de oro.

La historia no es sino una excusa para presentarnos situaciones divertidas en las que el Gato se pueda lucir, además de mostrarnos algún flashback sobre su pasado.

La verdad es que como trama es bastante ligera, pudiendo seguirla sin problemas incluso durmiéndose a trozos... y lo bueno, que son las bromas, quedan algo irregulares, habiendo momentos que hacen gracias y otros que no.

Eso sí, está muy bien hecha (visualmente) y el gato tiene su gracia casi haga lo que haga. Pero si se la hubieran trabajado un poco mas, tampoco habría pasado nada, la verdad (y es que tiene escenas que por lo menos se pueden calificar de bizarras).

Una hora y media justita de entretenimiento para una producción bien hecha, con un buen doblaje al castellano que peca de quedarse en lo fácil y ni intentar ir un poco mas allá: para ver en un ratillo muerto en el que te apetezca no pensar demasiado.

Valoración Personal: 7,1.
Nota en FIlmaffinity: 6,0.
Publicar un comentario