viernes, 26 de octubre de 2012

Las Tierras Baldías - La Torre Oscura III


Hete aquí un nuevo volumen de la Torre Oscura, el tercero ya y con la historia lanzada hacia vete a saber donde.

Hoy os traigo mi comentario sobre las Tierras Baldías.

Historia: La Torre Oscura y su extraño mundo, parcialmente inspirado en un poema narrativo de Robert Browning, vuelve con este tercer volumen. Después de haber superado con éxito las invocaciones de las tres puertas, Ronaldo está atormentado por la paradoja temporal que provocó al salvar a Jake de la muerte. Pero ahora cuanta con Eddie y Susannah, que ya no son prisioneros en el mundo del pistolero: ahora participan en la búsqueda que lleva a cabo Ronaldo y juntos descubren el Camino del Haz. Transitar por estos haces de luz es arduo y les descubre mundos nuevos y peligrosos; pero Rolando conseguirá atravesarlos y deshacer la paradoja de la no muerte de Jake. Los cuatro se arriesgarán a sumergirse en la busqueda de ese centro del Mundo Medio donde puede ser que encuentren la Torre Oscura.

Ya son tres los miembros del grupo que viaja por ese mundo ajeno pero tan cercano en el que está la Torre Oscura. Tres miembros de un grupo en constante movimiento para encontrar ese mítico lugar donde puede que todos los problemas del Universo (y de todos los Universos) puedan arreglarse.

Un sitio al que el hasta hace poco último Pistolero está obsesionado por llegar.

Durante ésta tercera novela asistiremos a una parte de éste viaje, en el que de entrada veremos cómo Rolando tiene la mente partida por la paradoja temporal que él mismo causó al final del libro anterior.

Dicha paradoja tendrá peso durante la primera mitad de la novela, donde de nuevo saltaremos entre el mundo del pistolero y el nuestro.

Pasado ése trozo y ya con el grupo completo y “sanado”, les acompañaremos de nuevo por un viaje hacia su destino, un destino del que parecen saber algo, pero que se les presenta por etapas e inexorable.

La verdad es que la trama atrapa, pero más por el ritmo y las incógnitas que mantiene en el aire que porque se resuelva algo. Más bien te hace sentir como alguien que tira y tira de un hilo sin saber muy bien a dónde le conducirá cuando se acabe.

Personajes: Los mismos que en la novela anterior más la adición de un viejo conocido. Vayamos con ellos.

Rolando: Ya no es el protagonista indiscutible de la novela, pasando a ser uno más del grupo. Una especie de maestro y amigo para los que trae a su mundo, que sigue sin contar demasiadas cosas sobre su pasado, pero más porque siente que no es el momento que porque no quiera. Al inicio de la novela le vemos con la mente partida entre dos recuerdos, un hombre que está al borde de la locura y no sabe si saltará o seguirá siendo él mismo.

Eddie: Sin drogas que consumir y con el amor de su vida al lado, Eddie va reconstruyéndose sobre una sólida personalidad. Pese a ello, hay varias muletas de su pasado que le siguen sosteniendo y que deberá ser capaz de dejar atrás.

Susanna: De dos personajes pasamos a uno, mucho más fuerte que Eddie y que parece tener visiones sobre el pasado del mundo de Rolando. Es un personaje que se adapta mucho mejor al mundo al que ha llegado, y que entre su amor por Eddie y su consciencia de sí misma, seguirá adelante le echen lo que le echen.

Jack: El Jack que murió dos veces en la primera novela, pero que por lo que hizo Rolando en la segunda no llegó a morir ninguna, tiene el mismo problema que Rolando y es que ha vivido dos vidas a la vez durante un tiempo y su mente es incapaz de saber cuál de las dos es cierta. Empieza su aventura en Nueva York, y hará lo posible por volver con aquél que le dejó morir y a un mundo ajeno, pero que es el suyo.

Aparecen unos cuantos personajes más, desde un tren asesino hasta un hombre llamado Merlín pasando por una especie de perro bastante inteligente. Pero salen poco y no tienen ni de lejos el peso (en ésta novela) que tienen los cuatro miembros del grupo.

Opinión personal: Un mundo apocalíptico al que tres de los cuatro protagonistas son ajenos, en el que parece que hubo una especie de cataclismo, pero que no se nos explica qué pasó.

Un mundo que parece sustentado en su centro por una misteriosa Torre Oscura a la que el principal protagonista quiere llegar a toda costa, y en el que las cosas han degenerado hasta límites absurdos en muchos de sus lugares.

Un mundo en el que la predestinación parece ser la principal fuerza, y en el que el grupo protagonista seguirá adelante superando las pruebas que se le presenten, incluso si dichas pruebas implican dejarse llevar por la intuición y confiar en la de los demás.

La novela me ha gustado mucho, creo que incluso más que la anterior. Primero porque se nos cuentan algunas cosas de forma indirecta sobre lo que pasó y sobre el funcionamiento del mundo, y segundo porque el viaje de los protagonistas es emocionante.

Es una novela que sigue algunos de los tópicos de la fantasía, pero los mezcla con el nombrado mundo en las últimas, dando retazos de lo que fue y que se apoya en unos personajes muy definidos y creíbles (que ha sido siempre el punto fuerte del autor).

Creo que con éste las Tierras Baldías el autor se gradúa en una saga a la que le queda mucho camino por recorrer, pero que el ya lleva a sus espaldas es lo suficientemente satisfactorio como para que os recomiende empezarlo si las premisas de la saga os llaman la atención.

Puede que King se ponga a veces demasiado metafísico, o que sea un mundo muy suyo y cueste un poco entrar en él, incluso puede que deseéis matarle por lo mal que acaba la novela (mal en el sentido de inconclusa, dejando en el aire en un clímax y poniendo los dientes largos). Pero creo que vale la pena sumergirse en ese peculiar mundo.

Valoración personal: 9.

Publicar un comentario