lunes, 8 de octubre de 2012

XBOX360 - Dead Island

Los zombis están de moda, eso está clarísimo. Así que un juego en el que somos uno de los supervivientes de un apocalipsis zombi, con armas como bates de beisbol o cuchillos, estaba claro que iba a llamarme la atención. Además, el tráiler prometía, y las críticas lo dejan bastante bien. Ha valido la pena hacerse con Dead Island?

Historia: Estamos en una isla perdida en medio de ninguna parte, como una persona que hace turismo en uno de esos macrocomplejos del caribe. Las cosas parecen ir mas o menos bien hasta…

Sí, estaba claro que habría un hasta, porque un juego de dar vueltas por un hotel puede que no mole demasiado. Lo que pasa es lo típico: un virus afecta a algunas personas y empieza a liarse la de Dios cuando la cosa se descontrola.

Lo interesante es que somos inmunes al virus de marras, lo que hará que los supervivientes nos encarguen tareas y seamos un faro de esperanza para conseguir huir de la isla.

Si a eso le sumamos que parece haber alguien que nos vigila y nos guía, prometiéndonos la salvación. Alguien al que no podemos ver pero que nos lleva desde el complejo hasta la ciudad cercana, pasando por unos laboratorios científicos o el interior de la jungla… tenemos una trama con un planteamiento interesante, a la que hay que sumar las minihistorias de los supervivientes que nos encargarán tareas al margen de la trama principal.
Apartado Técnico: La recreación tanto de la isla, los supervivientes o los infectados es bastante resultona, destacando los escenarios por encima de los personajes. Y es que éstos a veces chirrían un poco en sus sombras o en sus animaciones.

Así, estamos ante una buen recreación de lo que sería el típico centro turístico (maletas por todas partes, pasillos entre plantas, piscinas con bares cerca, la playa, etc…) sumada a la de los distintos escenarios que visitaremos a lo largo de toda la aventura.

Es uno de esos juegos en los que se nota que han trabajado mucho, pero en el que no han acabado de explotar lo que podría haber mostrado. Primero porque la variedad de enemigos es bastante baja, segundo porque chirría cuando quiere mostrar según que efectos, y tercero porque las escenas de vídeo no están a la altura de lo que es el resto del juego (apareciendo personajes que no son el tuyo, como si fueras en grupo cuando juegas solo…).

Por lo demás estamos ante unos desmembramientos bastante realistas (según donde pegues o con que tipo de arma el daño es distinto), con un sonido resultón (tanto de golpes como de gritos y demás) y una banda sonora que no será recordada.

Lástima, porque el primer impacto es bueno, pero a medida que profundizas en él ves que hay cosas que se podrían haber cuidado un poco mas.
Jugabilidad: Estamos ante un shooter un poco especial, mas que nada porque cuesta (y mucho) hacerse con un arma de fuego, y luego, cuando somos felices con ella, nos damos cuenta que es mas difícil disparar de lo que nos gustaría, y que las balas están muy, pero que muy limitadas.

El esquema es el típico de un shooter, es decir, avanzando matando a todo lo que veamos. Pero lo hace con armas de cuerpo a cuerpo altamente personalizables y con las estadísticas típicas de los juegos de rol.

Porque si jugablemente estamos ante un juego en primera persona, el armazón es el de un RPG al uso, con sus quest, tanto principales como secundarias, las subidas de nivel que nos dan acceso a talentos que mejoran sustancialmente al personaje, con comercio, distintas armas, exploración…

Y es en la mezcla de ambos géneros donde Dead Island encuentra su sitio.

Desgraciadamente para él, es un sitio que ya hay otros juegos que ocupan, y lo hacen un poco mejor que él (como por ejemplo Borderlands).
Opinión Personal: Hay que decir antes que nada, que ya sabía lo que me iba a encontrar antes de empezar a jugarlo: un juego de acción con tintes de rol en el que iría dando vueltas matando un zombi tras otro para huir de una isla.

El caso es que no esperaba que el tema de disparar fuera tan escaso, casi residual, basando gran parte de su combate en usar armas de cuerpo a cuerpo. Y eso, en un juego en primera persona hace que la cosa sea un poco más injugable.

Lástima que el juego no sea en tercera persona, con mayor amplitud de vista y algún que otro combo. Porque parece que esté pensado para ser jugado así.

Desgraciadamente tendremos que hacerlo con una vista en primera persona y una ausencia de combos que desmerecen bastante.

Encima, la historia deja bastante que desear, quedando gran parte del tiempo en segundo plano y sin llegar a enganchar en ningún momento. Casi que podríamos decir que es una excusa para hacernos avanzar y visitar distintas zonas de la isla.

Y ya, dicho esto, el resultado no deja de ser divertido: avanzar con un machete descuartizando zombis tiene su punto, además, la dificultad está bastante medida, con lo que será un reto caer pocas veces en combate.

Vamos, que estamos ante un clásico caso de quiero y no puedo, de juego con buenas ideas que no acaban de ser explotadas como deberían, pero ante unas buenas bases para hacer una segunda entrega mucho mejor y que cumpla las expectativas creadas.

Si os gusta avanzar descuartizando zombis, podéis darle un voto de confianza, en caso contrario, probad el ya mencionado Borderlands, está bastante mejor.

Valoración Personal: 7,5.
Valoración en Meristation: 8.

Valoración en Metacritic: 71.
Publicar un comentario