domingo, 7 de octubre de 2012

Inmortals


Éste domingo pasado nos pusimos a descansar un poco con lo típico: sofá y peli.

La elegida para acompañarnos durante casi dos horas fue Inmortals, una más de las que revisitan mitos griegos/romanos y los transforman en una peli de acción con efectos especiales y hostias como panes.

Inmortals nos lleva a Theseo, un joven plebeyo que ha sido entrenado en el arte de la guerra y que se ve sin darse cuenta atrapado entre la ambición de un rey para liberar a los titanes y la de los dioses para evitar que eso pase.

Para ello deberá hacer frente a lo que le echen, sin moverse demasiado del sitio (está lejos de ser la peli de viajar de un lado a otro con problemas por el camino) y teniendo el típico romance con la chica que ha estado encerrada toda su vida.

Una película prescindible a más no poder, con un guion cuasinulo, que se limita a enseñarnos cosas, pero sin mostrar ningún tipo de motivación para los personajes.

Sinceramente, las casi dos horas que dura la película estás sentado delante y no te atrapa para nada. Incluso hay trozos que de oscuros que son, no se ve claramente lo que pasa.

Diría que es una lástima, pero también sabía qué iba a ver, simplemente me esperaba que me proporcionara un hilo argumental coherente y unas buenas escenas de acción.

Y sólo cumple con lo segundo. Porque es verdad que los combates, tanto los del protagonista como los de los dioses están a un nivel muy distinto al resto del metraje. Ya sabemos en qué se gastaron el dinero!

Porque la cámara lenta, las coreografías e incluso el ritmo de la cinta son muchísimo mejores que todo lo demás que se nos muestra.

De los actores no hablo, porque eso no hay quien lo levante.
 Para acabar, mencionaré a los locos de vestuario: qué mierdas de cascos son esos¿? El malo de la peli lleva una especie de orejas de conejito playboy de acero! En fin, con eso está todo dicho.

No la veáis. Es mala, sin más.

Valoración Personal: 3.

Publicar un comentario