viernes, 5 de octubre de 2012

La Maldición del Demonio - Malus Darkblade I


Tras un par de libros de la Torre Oscura, lo que me apetecía era rebajar un poco el nivel e irme a lo fácil: un libro sin complicaciones que me entretuviera unos días antes de meterme de nuevo en otro viaje más interesante.

Y qué mejor elección para un libro de acción sin demasiado sustancia que la saga de libros de Warhammer? A mi no se me ocurrió ninguno.

El elegido fue el primero (de 5) libros de la saga de Malus Darkblade, concretamente el titulado la Maldición del Demonio.

Historia: Incluso entre los traicioneros elfos oscuros, Malus Darkblade destaca como un ejemplo de crueldad pura. Cuando roba un mapa que conduce hasta un poder oculto en las profundidades de los desiertos del Caos, Malus reúne a sus guerreros degolladores y parte en busca de fortuna. El viaje los adentra en la locura del Caos y en horrores que hacen que incluso un elfo oscuro se estremezca de terror.

 Mike Lee ha trabajado junto con Dan Abnett, autor de gran éxito de Black Library y creador de Darkblade, para escribir una serie de novelas que elevan el salvaje mundo de Warhammer a un nivel espectacular.

Dejando de lado que si uno se lee la contraportada del libro espera una gran novela, siendo un texto bastante pretencioso, sobretodo viendo el resultado final. Lo que tenemos entre manos es el primer libro de una saga de cinco en la que se nos contará la vida de Malus Darkblade, uno de los elfos oscuros más ilustres del mundo de Warhammer.

En éste primer libro acompañaremos a Malus en la búsqueda de una misteriosa reliquia que se convierte en su última oportunidad de seguir con vida en la competitiva sociedad de los elfos oscuros, donde un paso en falso puede hacerte morir de forma cruenta.

Así, el protagonista es puesto contra las cuerdas, teniendo que tomar medidas desesperadas en la búsqueda de la citada reliquia.

Un viaje peligroso, plagado de intensos combates a vida o muerte hacia los Desiertos del Caos.

Personajes: Curiosamente, y pese a que hay algunos personajes más que acompañan a Malus a lo largo de su aventura, su personalidad y aparición es tan superficial como tener unas pocas líneas de diálogo y conocer apenas pinceladas sobre sus pasados.

Entre ellos estarían los hermanos del elfo oscuro, el enemigo “final” del libro o los que le acompañan combate tras combate.

Pero lo dicho, son personajes bastante planos y cumplen la función de no ver a Malus viajar sólo, dándonos un poquito más de chicha que morder.

En lo que respecta al protagonista, estamos ante el hijo bastardo de uno de los cinco grandes señores de los elfos oscuros, aquellos que gobiernan en las mayores ciudades de su imperio. Un elfo que, al igual que sus parientes, está curtido en el asesinato, la tortura y la traición, y al que parecen guiar sólo la codicia y los sueños de poder.
Se pone a sí mismo ante todo, pensando en los demás como simples herramientas que utilizar, por cercanas que éstas sean.

Posiblemente sea el personaje de Malus lo que mejor parado sale del libro, y es que es refrescante el ver a un protagonista tan descaradamente malvado como éste.

Opinión personal: Como he dicho al inicio, me acerqué a ésta saga tras leer las dos primeras y estupendas novelas de la Torre Oscura, en un intento de leer algo más light y que no me hiciera pensar nada.

Pues bien, objetivo conseguido.

Estamos ante una novela que va en línea completamente recta desde el inicio hasta el final, sin ni una sola sorpresa a lo largo de la misma y que abusa muchísimo de las escenas de acción, que deben ocupar más del 75% de las páginas del libro.

Precisamente es éste exceso abusivo de la acción lo que hace que el libro no me haya gustado demasiado, más que nada porque la mayoría de ocasiones no está ni justificada, es acabar de pegarse con algo, avanzar unos metros y encontrarse otra cosa… y eso cansa.

Una pena, porque el ver a un personaje consumido de ésta forma en una búsqueda en la que no sabe si encontrará algo y en la que le salen las cosas como le salen… pues tendría su atractivo; y más si hubiera más interacción con sus compañeros de viaje, un mínimo de relación, no sólo un hablar con ellos por pura necesidad…

En fin, que como novela de acción y para pasar el rato funciona, pero no sé cómo leches han conseguido convencer a alguien para publicar cinco libros de éste personaje, igual éste era tan sencillo por ser la introducción, pero me da a mi que no.

Vale la pena? Simplemente no; dentro del mundo de Warhammer hay cosas mucho mejores (y con escenas de acción mejor hechas), y dentro de la fantasía en general ya ni hablamos.

Me haré con el segundo? Sí, no ha sido tan y tan malo como para no darle una oportunidad a la segunda parte. Eso sí, lo haré sólo cuando esté necesitado de una novela de usar y tirar.

Valoración personal: 6.

Publicar un comentario