jueves, 15 de noviembre de 2012

Downton Abbey T1

Siendo como es una serie con estupendas críticas, corta, de época, y que la tenía Rasetsu (me ahorro buscarla) ya no había posibilidades que no acabara viéndola.

Y así fue. La primera temporada de Downton Abbey passa a engrosar el número de series que han visto mis retinas.
La serie (siete capítulos) nos cuenta la historia de una familia inglesa y noble de principios del siglo XX, una de esas familias que vive en un palacete, con multitud de sirvientes, y cuyas mayores preocupaciones son si conseguirán casar a las hijas con alguien de buena familia.

Pero sus expectativas cambian de la noche a la mañana, ya que el que iba a ser el heredero de la fortuna (y casa) familiares muere en el Titanic, lo que hace que haya un nuevo heredero: un joven abogado que no tiene muy claro si quiere ser el nuevo señor de Downton Abbey.

Así pues, entre los mamoneos del servicio (intentando ganar posición mas ventajosas), el nuevo mayordomo (cojo de una pierna y con un pasado algo turbio), las hijas puteándose para ver cual se lleva al mejor partido, el nuevo heredero intentando aprender sus obligaciones, el padre de familia (y actual señor) intentando que las cosas vayan bien en la casa…

Un buen montón de personajes con distintas motivaciones interactuando entre ellos en la misma casa, pero viviendo en dos mundos completamente distintos que tendrán que hacer frente a todo lo que se le viene encima a la familia.

Y por si fuera poco, asistiremos también (desde el punto de vista de la casa) a algunos de los acontecimientos mas importantes de la época.

Ah, y que no se me olvide que hay dos de los sirvientes que son el mal personificado.

Me dejo unas cuantas cosas por comentar (ni siquiera he mentado a la abuela), pero prefiero no contar demasiado y que lo veáis vosotros mismos.

Sí, es cierto que se trata de una serie algo lenta; pero las excelentes interpretaciones y fantástica producción harán que no os deis cuenta y ya hayáis acabado ésta estupenda primera temporada.
Publicar un comentario