viernes, 9 de noviembre de 2012

Tormenta de Sangre - Malus Darkblade II


Hoy os traigo una nueva reseña de libro, en concreto de la segunda parte de la saga de Malus Darkblade.

Sé que cuando acabé la primera novela dudaba entre seguir o no, sobretodo por la cantidad innecesaria de acción que había; pues bien, puedo adelantaros que se ha corregido bastante el error. Vamos pues con Tormenta de Sangre.

Historia: Enviar un monstruo a matar a un monstruo...

Asesino, traidor, guerrero incomparable. Sin embargo, de acuerdo con los criterios de los elfos oscuros, Malus Darkblade aún tiene mucho que demostrar. Poseído por el inmundo demonio Tz'arkan, sólo dispone de un año para encontrar cinco artefactos mágicos, o su alma estará condenada. Con el fin de recuperar el Ídolo de Kolkuth, Malus tendrá que recurrir a toda su astucia e ingenio para sobrevivir a un laberinto mágico y derrotar a su temible guardián.

Después de La maldición del demonio, la segunda entrega de la serie sobre Malus Darkblade profundiza aún más en la retorcida mentalidad del cruel y malvado elfo oscuro.

La historia de Tormenta de Sangre continúa un poquito después de la Maldición del Demonio, digamos que lo justo para ahorrarnos el viaje de vuelta a casa.

Así, con Malus en su casa, asistiremos a las luchas de poder entre los hermanos de la familia para con su padre. Una panda de seres con grandes ambiciones y poderes de los que Malus intentará servirse sin morir en el intento.

La trama es simple: Malus tiene que convencer a todo el mundo para conseguir (primero sobrevivir) recursos con los que emprender un viaje en la búsqueda de uno de los artefactos que le librarán del demonio que se aloja en su cuerpo.

Hacer malabares con los distintos planes de sus hermanos y hermanas, sobrevivir a la ira de su padre, descubrir secretos familiares, ponerlos a unos contra otros… y enfrentarse a una especie de piratas de Nurgle.

Vamos, que la trama, pese a ser simple funciona mucho mejor que la del primer libro, sobretodo por la inclusión de los demás hermanos de Malus, pero también por la eliminación de buena parte de esa acción inútil que contenía la primera novela de la saga.

Personajes: Probablemente se trate del apartado del libro que más ha mejorado respecto a la primera parte, y es que el carisma de los que aparecen aquí no tiene nada que ver con los secundarios que hubo antes. Muchísimo mejor y con mucho más peso.

Malus Darkblade: El protagonista. Un elfo que hace lo posible por seguir adelante e intentar sacarse al demonio de dentro, eso sí, sin olvidar intentar medrar dentro de la sociedad, teniendo una ambición aparentemente sin límites por la que sacrificaría a quién hiciera falta. Su relación con el demonio es muy interesante.

Nagaira: La hermana más cercana a Malus y la que le incita a emprender la aventura en el primer libro. Parece tener planes para el elfo oscuro, además de un poder y una cantidad de secretos considerables.

Hauclir: Antiguo capitán de una de las puertas de la ciudad, pasa a estar bajo las ordenes de Malus para medrar en la sociedad. Un hombre irrespetuoso a más no poder, que con su sarcasmo bordea la insubordinación. Posiblemente el único aliado real que tiene el protagonista.

Yasmir: De entrada parece una elfa frívola que disfruta coqueteando con todos los nobles de la ciudad, y es que su belleza es casi de otro mundo. Además, mantiene una relación con su hermano mayor Bruglir y es deseada por el hermano sacerdote Urial, lo que la pone en medio de una lucha fraternal (que le divierte).

Bruglir: Hermano mayor de Darkblade y heredero de la familia. Se pasa en alta mar, excepto entre saqueo y saqueo que vuelve a la ciudad, donde pasa la mayor parte del tiempo su hermana.

Urial: Nacido con deformidades, fue entregado en sacrificio y rechazado, desde entonces sirve al culto de Khaine, del que es sacerdote. Quiere a su hermana Yasmir para él y a su hermano Bruglir muerto. Aunque lo que más anhela es servir a su Dios.

Otros: Hay unos cuantos personajes más (como los padres de Darkblade, algún tripulante, etc…) todos bien colocados y cumpliendo sus funciones.

Opinión personal: Tormenta de Sangre cumple sobradamente como secuela de la saga de Darkblade, cosa que no era demasiado difícil dada la calidad de la primera parte. Simplemente se han limitado a poner un poco menos de acción (pasar del 75% del libro al 25/30%) y muchos más diálogos con personajes que tienen algo más que decir que un simple “sí, señor”.

Ahora Malus está entre iguales, o incluso se les podría considerar sus superiores, y lo interesante es ver cómo se las apaña para poner las cosas a su favor y seguir en su búsqueda de los artefactos que le liberen del demonio.

Los hermanos de Malus son un gran acierto, todos distintos e interesantes. Cada uno con personalidad propia y planes de futuro. Dignos rivales.

Sigue sin ser ninguna maravilla, pero dentro del mundo de Warhammer nos muestra más fielmente la sociedad de los elfos oscuros, proporciona una trama interesante, buena acción y unos buenos personajes. Así que poco más le pido a la siguiente novela, sólo que siga en la línea de ésta.

Vale la pena? Sólo si eres fan del universo creado por los de Games Workshop. Para los demás hay muchos libros de fantasía “light” mejores.

Valoración personal: 7,3.

PD: Sigue siendo muy interesante ver el punto de vista de los "malos" en un libro.

Publicar un comentario