sábado, 27 de abril de 2013

Intocable


Si el ¿año pasado? hubo una película que se llevó aplausos por todos lados y que funcionó en taquilla de forma sobresaliente fue Intocables (vale, los Vengadores o lo Imposible también, pero la única sorpresa fue ésta). Así que, ante la insistencia de mi hermana me dispuse a verla, total, una comedia siempre viene bien.

Para los que no hayáis visto la película, Intocable nos cuenta la historia de un joven de barrio marginal francés que va a una entrevista de trabajo para que le sellen el carné del paro. Una entrevista para cuidar a un tetrapléjico rico, que al ver el desparpajo y la poca piedad del chaval acaba por cogerle a prueba.

Y es que el buen hombre está más que harto de la compasión de todos aquellos que no ven más allá de la silla, y tiene ganas de tener cerca a alguien que le vea como a una persona.

Desde ese momento irá creciendo una amistad entre los dos protagonistas, a la vez que conoceremos más sobre sus entornos.

Se trata de una comedia que mezcla el humor incorrecto (sobre la incapacidad) con el drama y la creciente amistad de los dos personajes. Una película muy agradable de ver que no se ceba en los momentos dramáticos y que sabe llevar con soltura ese humor tan peculiar.

Aunque lo que mejor funciona es la química entre los dos actores. De verdad que cuando aparecen ambos en pantalla la llenan, tiene ese algo especial que sucede cuando se está en estado de gracia.

Me ha resultado una grata sorpresa (sí, pese a lo buenas que eran las críticas), y pese a no ser una película perfecta sí que es de las mejorcitas que he visto últimamente.

Fresca y divertida, la recomiendo sin reservas para todo aquél que quiera pasar un buen rato.

Valoración Personal: 8,5.

Publicar un comentario