jueves, 25 de abril de 2013

PS3 - Dark Souls


El primer Demon Souls me gustó lo justo para llevarlo hasta el final, y lo suficiente para hacerme con su segunda parte, que en principio era mejor en todo.

Historia: Despertamos en un lugar desconocido, plagado de enemigos y con apenas armamento y salud; un lugar que tendremos que investigar y por el que tendremos que avanzar hasta dar con nuestros huesos en la enorme zona que compone el juego principal.

Un lugar donde los muertos (como nosotros) se alzan y donde el mal acecha en cada esquina; nuestro objetivo? Llegar al origen del mal y acabar con él.

Una trama sencilla, con unos pocos pnj para acompañarnos en nuestro camino y que sirve como hilo conductor para hacernos avanzar por las distintas zonas del mapa. Flojilla pero irrelevante.

Apartado Técnico: Dark Souls da un paso adelante en lo que a apartado técnico se refiere respecto a lo visto en el anterior juego de la compañía, dando unos acabados más limpios y unos enemigos mejor definidos.
 
Aun así, sigue sin destacar entre los juegos de la consola, quedándose simplemente en cumplidor.

Lo único que realmente destaca es el diseño de los enemigos finales, enormes y bien animados, con ataques espectaculares y realmente resultones en pantalla.

Además, tanto el mapeado como el apartado artístico del juego han mejorado también.

No os enamoraréis de él al verlo, pero entre la estética oscura y un apartado sólido, cumple sin problemas (y sin alardes).

Música y efectos de sonido son secundarios, muy secundarios.
Jugabilidad: Me voy a volver a repetir comparando éste juego con el anterior, pero es que son tan similares que es completamente imposible no ponerlos uno delante del otro.

El sistema de combate es sencillo, ataque, ataque fuerte, parada y rodar; y a eso le sumamos las magias que podamos tener y el poder usar objetos… ya tenemos todas nuestras posibilidades.

Lo bueno y divertido viene cuando nos enfrentamos a nuestros enemigos, de los que hay una gran variedad, tanto de formas como de rutinas de ataque, unos enemigos que nos matarán la menor despiste, y que exigirán de nosotros una gran concentración para poder acabar con ellos y seguir adelante.

Daremos muchas vueltas a la misma zona para conseguir experiencia y estar preparados para acabar con ese enemigo que se nos resiste, con la peculiaridad que si morimos la perderemos toda, teniendo que llegar a donde murimos (matando a lo que habíamos matado antes) para recuperar nuestro cuerpo. Eso sí, si morimos en el camino, adiós a la experiencia.

Lo que más me ha gustado y es un buen añadido es que no tenéis que volver a la zona inicial para gastar la experiencia, y es que por el escenario hay unas hogueras donde descansar, que sirven de checkpoints y donde podemos usar nuestra preciada experiencia. Eso sí, al usarlas todo lo que hayamos matado volverá a la vida…

Un juego muy difícil, pero que gracias a los de las hogueras se hace bastante menos desesperante que el anterior, pese a morir más o menos lo mismo.
Opinión Personal: Vaya por delante que Dark Souls es mejor juego en todo que su antecesor, puliendo una mecánica que ya funcionaba y poniendo a prueba a todo aquél que diga ser un buen jugador.

Pero sigue sin ser una propuesta jugable que a mí me acabe de enganchar, y eso que es más sencillo invocar a otros jugadores para que nos ayuden (una parte del juego que veo me he olvidado de comentar, y es que se puede jugar en compañía o puede que vengan jugadores a acabar con nosotros), gastar experiencia o encontrar un punto desde el que intentar seguir avanzando.

El combate es bueno y satisfactorio, habiendo varias opciones según el tipo de personaje que queramos, todas ellas válidas e igual de eficientes.

Pero la extrema dificultad y el tener que repetir varias veces el mismo trozo, pese a ser satisfactorio cuando lo acabas, sigue sin ser del todo de mi agrado; prefiriendo juegos que no por difíciles lleguen a ser desesperantes.

Porque seguro que en más de una ocasión deseáis tirar la consola por la ventana XD.

Es un juego no apto para todos los públicos, más un desafío a vuestra habilidad y amor propio que otra cosa; que gana un poco si conseguís jugar con algún amigo, pero que sigue siendo desesperante.

Probablemente me haga con el siguiente de la saga el día que salga, pero no lo esperaré con ansias.

Valoración Personal: 7.

Publicar un comentario