lunes, 20 de mayo de 2013

Capitán América: El Primer Vengador


Siguiendo con la reciente racha de películas de superhéroes en casa (y preparándonos para ver los Vengadores), nos ha tocado ponernos con la del Capitán América.

Sinceramente, el Capitán no ha sido nunca uno de mis héroes favoritos, pero eso de que la peli estuviera ambientada en sus inicios y se ambientara durante la segunda guerra mundial le daba bastantes puntos para hacerse interesante.

Así, durante la primera mitad de la película (más o menos) asistimos a cómo un joven escuchimizado quiere apuntarse al ejército para proteger a su país. Pero su lamentable condición física hace que no le cojan nunca.

Hasta que llega su oportunidad: parece que hay una rama secreta del ejército que está desarrollando un suero para crear una especie de súper soldados, y el protagonista es un buen candidato para el experimento.

Un inicio muy prometedor, sin acción, con unos personajes creíbles y hasta cierto punto cercanos y un villano que está ahí, pero tampoco preocupa demasiado. Una muy buena primera mitad, que cuenta de forma cuasi perfecta los inicios de éste superhéroe.

Desgraciadamente, la segunda mitad no está a la altura ni de lejos de la primera. Justo cuando los planes del malo aparecen y empieza la acción, la cosa se pone bastante bizarra, casi en plan serie B.

Exagerada por todos lados, cargada de clichés y perdiendo toda la credibilidad que había ganado en su inicio.

Una auténtica lástima, porque el film tenía un buen montón de detalles (la aparición del padre de Tony Stark, el incipiente romance, el ver cómo le usaban…) que, desarrollados de otra forma (menos pasada de vueltas) podría haber quedado muchísimo mejor. Y no me quejo porque esté pasada de vueltas, me quejo porque cambia totalmente el ritmo y el enfoque de la película, cargándose todo lo bueno que tenía.

Juntando las dos mitades tenemos una película de superhéroes que simplemente cumple como blockbuster, quedando muy por debajo de otras producciones del estilo y volviéndose completamente olvidable.

No vale la pena.

Valoración Personal: 6.

Publicar un comentario