sábado, 25 de mayo de 2013

Las Flores de la Guerra


Hace unas semanas vimos un dramón chino titulado Amor Bajo el Espino Blanco (del que ya hice su correspondiente comentario).

Como la película nos gustó y vimos que había una más nueva del mismo director que encima contaba con Cristian Bale en el reparto, dijimos, qué leches, seguro que está bien.

Y aquí os traigo la experiencia.

La película nos narra cómo durante la invasión japonesa a los chinos durante la segunda guerra mundial, un occidental que se dedica al noble oficio de los entierros acaba en una iglesia en la que su párroco ha muerto.

Allí viven unas cuantas chicas (jovencitas) que estudiaban de mano del sacerdote, y que se han visto encerradas en la iglesia con el monaguillo del mismo y sin la opción de salir del recinto, porque los soldados japoneses matan y violan (no necesariamente en ese orden) a cualquier china que encuentren por las calles.

En éstas que por un malentendido el occidental es tomado por el sacerdote de la iglesia, momento en el que parece que los japoneses respetarán el edificio y a los que viven en él.

Un dramón de dimensiones épicas, con un ensañamiento incluso sádico por momentos (mucho mayor que en la del Espino Blanco) con escenas brutales y momentos durísimos que os encogerán el corazón con total seguridad.

Es una película que no deja nada a la imaginación, y que aprovecha el período histórico y el momento post batalla para mostrar las barbaridades que pueden llegar a hacerse en plena guerra. Y se sufre por lo que pueda pasarles a las niñas que viven en la iglesia.

Una muy buena película, de eso no cabe duda, pero pienso que el director es un sádico que se disfruta maltratando a los personajes que salen en sus películas. Y lo mezcla con momentos emotivos, casquería e incluso algunos que te hacen apartar la mirada.

No apta para mentes sensibles. Eso sí, es más accesible que la otra película suya que habíamos visto.

En el plano visual nada que reprochar, se nota el punto de vista especial del cine de éste hombre, y se nota mucho que no es una película occidental. No lo digo como algo negativo, simplemente es otro ritmo distinto y otra forma de contar las cosas (que puede gustar más o menos).

Si tenéis estómago y queréis ver una buena película bélica, con un enfoque distinto (no se centra en la guerra en sí, sino en una historia que transcurre durante la misma, algo muy pequeño comparado con el conflicto que se vivía) y que os toque la fibra: ésta es vuestra película.

Valoración Personal: 8,2.

Publicar un comentario