jueves, 13 de junio de 2013

Perdidos (Lost) T4


He tarado mucho, mucho tiempo. Han sido tres  los intentos necesarios para conseguir superar el bloqueo que había supuesto hasta ahora la cuarta temporada de perdidos. Un bloqueo inconsciente y sin motivo alguno, pero que ahí estaba: era incapaz de terminarla.

Pues bien, lo he conseguido. Y ya sólo quedan 2.
Una cuarta temporada que empieza en dos tiempos distintos, de un lado está la isla, que se nos muestra como si fuera el pasado, y por el otro tenemos los saltos temporales habituales para mostrarnos otras cosas, saltos que ahora (en su mayoría) son hacia delante.

Y es que parece que seis de los de la isla consiguen salir de ella, eso lo sabemos desde el primer capítulo; y lo que se nos cuenta es cómo lo consiguen y qué vida les queda fuera de la famosa isla.

Una temporada que me ha parecido muy buena, con alguna que otra explicación científica a lo que hace la isla (a alguno de sus fenómenos) y la aparición de un nuevo grupo en competencia, lo que introduce más personajes y evita el estancamiento.

Es como si se dejara de lado una parte del misticismo que lo envolvía todo (que sigue ahí, ojo) y se intentara dar alguna explicación para cerrar cabos sueltos (como porqué no les ha rescatado nadie, por ejemplo).

Más información sobre los otros, avance en la isla, nuevos malos, algunas relaciones entre personajes interesantes, decisiones jodidas… vamos que tenemos de todo.

Una gran temporada para una gran serie, que sabe cómo mantener el interés en todos los capítulos y que cuenta con un reparto de lujo que se luce. Sólo un pero: los efectos especiales “grandes” cantan bastante.

Altamente recomendable (y con momentos épicos). Me ha dejado con ganas de más.
Publicar un comentario