viernes, 5 de julio de 2013

Los Reyes Heréticos - Las Monarquías de Dios II


Hace poquito os traía la reseña de la primera novela de las Monarquías de Dios, os dije que me encantó y que sentaba las bases de lo que podía ser una saga imprescindible.

Pues bien, hoy os traigo su continuación: Los Reyes Heréticos. Seguirá al mismo nivel que la anterior?

Historia: "Las Monarquías de Dios es Canción de Hielo y Fuego con pólvora, menos puntos de vista y un ritmo mucho más rápido." Foro de westeros.org

Año del Santo de 551. Un cisma divide a las naciones ramusianas de Normannia. A un lado, los monarcas que respaldan al sumo pontífice Macrobius, dado por muerto en la caída de la ciudad santa de Aekir pero milagrosamente reaparecido. Al otro, los reyes que han ligado su suerte a la de Himerius, un prelado ambicioso que planea convertir a la Iglesia en un imperio secular.

Para el rey Abeleyn de Hebrion, el cisma no es una mera cuestión teológica, sino una dolorosa realidad bélica: en su capital, Abrusio, los Caballeros Militantes, el brazo armado de la Iglesia, libran un combate abierto contra la armada y el ejército hebrioneses, que siguen fieles a su rey. Pero, ¿cuánto durará su fidelidad una vez sepan que Abeleyn ha sido excomulgado?

Entre tanto, el periplo del capitán Richard Hawkwood y su cargamento de magos exiliados ha culminado con éxito. Ahora se preparan para la exploración de las junglas del Continente Occidental, una arriesgada aventura que arrojará luz sobre el pasado de Normannia y sus vínculos con el nuevo mundo.

Y en la ciudad monasterio de Charibon, en pleno corazón de la Iglesia, dos monjes realizan un descubrimiento que podría conmover los cimientos de la fe... si es que viven para darlo a conocer.

He cortado un poco del texto de la contraportada, que me parece excesivo y con cantidad de autobombo.

En lo que a la historia en sí se refiere, en ésta segunda novela seguiremos los acontecimientos de lo visto en la primera, así que habrá spoilers al comentarlo un poco por encima.

El mundo ramusiano estaba a punto de partirse debido a la excomulgación de tres de sus reyes, con una iglesia cada vez más potente y un enemigo infiel a las puertas de uno de los reinos.

Y luego estaba el viaje en busca del nuevo continente, que había terminado ya, con lo que toca conocer qué ha pasado allí.

De entrada el nuevo continente. La verdad es que pese a haber sido un tramo de la novela algo corto, han pasado unas cuantas cosas, y se empieza a sentir que los que ocupan ese continente han estado manipulando la historia del mundo conocido durante siglos, y que no tardarán demasiado en darse a conocer. Una lástima lo rápido que se resuelve todo, tenía ganas de conocer más cosas de esas junglas frondosas y ese pasado misterioso.

De vuelta a la zona civilizada, volvemos a tener varios puntos de vista, pero básicamente seguiremos la guerra civil en Abrusio (desde ambos bandos), que es básicamente la parte que proporciona acción a gran escala a la novela. Me sorprende lo bien narrados que están los pasajes de batallas, y lo rápido que está creciendo el rey de Hebrion (cuya capital es la mencionada Abrusio).

Luego está el resto del mundo, que aunque sigan pasando cosas y se prepare la guerra inminente, al ser invierno las cosas están un poco paradas. Sólo tres cosas: el incremento de poder militar por parte de la Iglesia, la aparición de un ejército aliado (o no) nuevo en escena y la historia de Corfe, un militar en el país más cercano a los infieles que se ve envuelto en las luchas de poder del país y que va haciendo lo que puede por no quedar enterrado en ellas (muy chulos sus trozos).

Y por último, pero no menos importante, tenemos a dos monjes, que en la biblioteca más grande del mundo descubren algo que puede romper los cimientos de la iglesia y de la cultura de occidente.

Como se puede ver sigue habiendo unas cuantas tramas, pero son pocas las que explotan del todo, quedando montones de cosas para los siguientes libros. Me quedo un poco con la sensación de que faltan cosas, pero bueno, para eso me quedan aún tres novelas por leer.

Personajes: Pese a seguir habiendo unos cuantos secundarios de lujo y hacer malabares con muchos personajes, la mayoría se nos esbozan en unas pocas páginas y desaparecen de escena (como la madre del rey, o los leales de Hebrion). Pese a ésta poca profundidad (lejos de los de Juego de Tronos, por ejemplo) se les ve como entes vivos, más supeditados ellos a la trama que al revés.

Los que tienen más protagonismo son los siguientes:

Continente oriental: Al otro lado del mar las cosas no van todo lo bien que podrían esperar, lo que unido a las revelaciones que tuvieron lugar durante el viaje nos deja con los tres líderes de la expedición a verlas venir. De un lado está el noble, que parece consumido por un ansia interna; de otro está Hawkwood, que se conforma con sobrevivir y volver a su tierra; y por último está Bardolin, el mago que parecía secundario y con el que conoceremos más cosas sobre el funcionamiento de esa “nueva” sociedad y sus raíces en el viejo continente.

Corfe: De desertor a coronel en una novela, y de coronel ascendente a puteado por el rey y al mando de una fuerza de salvajes. Me da que es el personaje favorito del autor, un hombre de recursos, que tira adelante con lo que le dan y que poco a poco se va haciendo un nombre. Estoy seguro que acabará siendo el líder militar de occidente.

Abeleyn: El rey que hizo romperse a Las Monarquías de Dios viaja rápido hacia su propio país para evitar perder la corona y, con ella, la posibilidad de hacerse fuertes de sus otros aliados. Pese a su juventud tendrá que hacer frente a algunos momentos duros, lo que le hará ir madurando rápidamente.

Dejándole a él de lado, también veremos a varios personajes luchando por su capital, como su leal mago, algunos súbditos o, del otro lado, a aquél que maquina con la iglesia para hacerse con el trono.

Ésta es, posiblemente, la trama que mejor se desarrolla en toda la novela (y la única que acaba).

Con el Pontífice: El hombre que apostó fuerte por el pontificado sigue maquinando desde su aislada ciudad en las montañas. Con él veremos algunos movimientos importantes de tropas, pero parece que lo bueno queda para el futuro.

En su lugar, y en el mismo escenario, seguiremos a dos jóvenes monjes que hacen un descubrimiento en las catacumbas de la biblioteca. Un descubrimiento que hace que sus vidas peligren y que puedan ser quemados por herejes. Los dos jóvenes tienen personalidad complementarias, y tengo ganas de verles en un ambiente distinto.

Merduck: Completamente en standby, preparando la campaña militar que veremos en la siguiente novela…

Opinión personal: Tras el espectacular primer libro de la saga tenía muchas ganas de ver si el autor era capaz de mantener ese nivel durante otros cuatro libros. Y tengo que adelantar que no lo consigue.

Pese a ello, tenemos entre manos una novela trepidante, en la que pasan multitud de cosas en pocas páginas (apenas 300), pero que peca de no cerrar las tramas tal y como hizo el primer libro.

Son unas cuantas tramas que parecen inconexas, y que saben mezclar las luchas de poder internas (de reinos e iglesia) con las externas (para con los merduk o en un futuro los fimbrios), que mezcla la política con las historias personales, y que mezcla un nuevo continente con el viejo.

Son una serie de mezclas que le sientan de maravilla al libro, pero que algunas de ellas quedan un escalón por debajo de lo visto en la primera novela (como por ejemplo la trama de Hawkwood, queda por debajo de las demás).

Y aun así estamos ante un libro fresco, que no sorprende tanto, pero que sigue sabiendo jugar sus bazas para enganchar de principio a fin; incluso nos regala varios momentos álgidos en todas y cada una de las tramas.

Creo que una de sus mayores virtudes puede ser entendida por los puristas como un defecto: lo rápido que va pasando todo y su escasa duración. Por un lado te mantiene atrapado porque es un no parar (me imagino a George R. Martin escribiendo esto y veo libros de 1.000 páginas para que pase lo mismo); pero la longitud también impide que se puedan desarrollar mejor a los personajes.

Es un libro de acción, que por mi parte me empuja a seguir leyendo (sin descanso, ha sido dejar éste y empezar el siguiente) y que creo que vale la pena recomendaros si estáis un poco hartos de tanta descripción y tantas vueltas para quedarse en el mismo sitio: tendréis un libro divertido, emocionante y que no deja de avanzar.

Y creo que el tercero me gustará incluso mas que los primeros XD.

Valoración Personal: 9,2.
Link a Amazon
Publicar un comentario