jueves, 5 de diciembre de 2013

Dexter T7


La séptima temporada de Dexter es de esas que esperas con muchas ganas, primero porque te encanta la serie (de mis favoritas), segundo por el final que tuvo la anterior (con el culo torcido de deja) y tercero por la nueva protagonista femenina que ficharon: la prota de Chuck pasada al asesinato.

Y personalmente no me ha defraudado para nada.
 
Los doce capítulos giran en torno a los sentimientos afectivos de Dexter, tanto por su hermana como por la recién llegada a su vida; y es que parece que nuestro entrañable asesino sí que es capaz de sentir algo.

Y luego está la confesión ante la hermana, a la que menudo marrón se le viene encima sólo por saber el pequeño secreto de Dex. Un marrón que tiene su punto álgido cuando la capitana de la policía vuelve a abrir el caso que centró la trama en la ¿segunda? temporada.

Personalmente he disfrutado enormemente del arranque de la temporada, que para mí ha tenido cotas de calidad espectaculares; puede que el tramo final haya bajado un poquito, pero sigue siendo una de esas series que recomendarías con los ojos cerrados y que te engancha a cada minuto que pasa.

Es una pena que la octava vaya a ser la última (esperemos que se lo repiensen), porque Dexter es de las series con las que más cercano me siento, tanto por el humor negro que tiene como por lo grandes que son sus protagonistas.

A verla.
Publicar un comentario