viernes, 21 de febrero de 2014

El Estigma de Errtu - El Elfo Oscuro XI

Un poco tarde (casi tres horas) pero aquí os traigo la reseña de libros de ésta semana, que al menos sale calentita XD.

Eso sí, voy viendo que empiezo a ir apurado para acabarme un libro a la semana, con lo que no puedo prometer el ritmo que he llevado hasta ahora, en fin, ya veremos.

El libro que os traigo el onceavo de la saga del Elfo Oscuro (Reinos Olvidados) que inicia a su vez una subsaga de cuatro libros llamada Senda de Tinieblas. Veamos si vale la pena leérselo.

Historia: El Elfo Oscuro, conduce a sus amigos en una misión para destruir de una vez por todas la diabólica Piedra de Cristal, sin comprender lo poderosa que es la llamada de "Crenshinibon". De vuelta al Abismo, el bárbaro Wulfgar se encuentra con que su mundo se desmorona a su alrededor y lucha contra un viejo enemigo que tal vez no sea tan letal como los demonios que el mismo Wulfgar lleva en su interior. Entreri, el asesino, se ve enredado en las luchas por el poder en las calles más siniestras de la misteriosa Calimport y de las todavía más siniestras cavernas de Menzoberranzan. Pero aun así su mayor enemigo sigue eludiéndolo.

Tras los sucesos de los libros anteriores tenemos de nuevo al grupo reunido, más o menos feliz y con ganas de embarcarse en una misión como la de los viejos tiempos, de esas que implicaban luchar espalda con espalda y matar bichos por los montes.

Con eso en mente se embarcan en la aventura de llevar una gema de gran poder hasta donde cristo perdió el gorro para que un clérigo poderoso la destruya y acabe con el peligro.

Un punto de partida sencillo, pero que se ve agravado por el estado mental de uno de los miembros del grupo: Wulfgar. El bárbaro ha pasado años siendo torturado y su espíritu se ha quebrado hasta tal punto que no cree poder volver a ser el mismo. Un cambio que afecta al grupo y la relación que siempre había sido jovial pasa a tener cierta tensión.

Por otro lado tenemos a Artemis Entreri, el mejor asesino humano que ha conseguido huir de la ciudad de los Elfos Oscuros y llega a la que fue su ciudad. Por desgracia carece de motivaciones, estando obsesionado con la figura de Drizzt.

Es una trama sencilla que funciona bastante bien, aunque sin sorpresas y de forma muy lineal (como todas las de la saga).

Personajes: Por suerte los personajes de la novela son viejos conocidos de libros anteriores, así que todo el trabajo de presentación y caracterización lo tenemos más que hecho.

Y digo que es una suerte porque hay varios de ellos que apenas tienen unas líneas de diálogo, con un papel bastante secundario pese a estar allí.

Artemis: Durante gran parte de la novela es el protagonista, un asesino sin rumbo que vuelve a su hogar y cambia el equilibrio de poder de una ciudad con su sola presencia. Es ante todo un superviviente, pero le está comiendo por dentro no saber quién es mejor luchador, si él o Drizzt.

Wulfgar: De su trama tenemos el nombre de la novela, y es que el antaño jovial bárbaro tiene que convivir con años de recuerdos y torturas en el infierno, con lo que le hicieron y le obligaron a hacer. El pobre está en una depresión importante, hasta el punto que se separará del grupo para encontrar su propio camino, ya sea volver a ser el de antes o convertirse en otra cosa.

Drizzt: El prota de la saga y luchador experimentado en fintas aparece aquí como alguien más alegre, preocupado por su amigo y enamorado de Cattie-Brie, que intenta hacer que las cosas vuelvan a ser como antes.

Es curioso ver la reputación que se ha labrado en el mundo de la superficie.

Regis/Cattie-Brie/Bruenor: El grupo de amigos que acompaña a Drizzt en la aventura están, como él, preocupados por el estado de Wulfgar, al que ven distinto (lo es) y quieren ayudar a recuperarse. Salen menos de lo que uno esperaría y se podría decir que son secundarios de lujo.

Calimport: La ciudad de Artemis, en ella veremos a varios lugartenientes de bandas e incluso dirigentes maquinar para ver qué hacen con el asesino. Es sin duda el mejor tramo de la novela.

Jarlaxle: El otro elfo oscuro con nombre que sale en la novela, un alma parecido a la de Drizzt pero que ha tomado un camino distinto, con su banda de mercenarios. El excéntrico drow parece que tiene sus ojos puestos en Calimport y Artemis, al que intentará manejar para que se una a su cofradía de mercenarios (en la que destacan también un mago y un psiónico).

Opinión Personal: El Estigma de Errtu no ganará ningún premio ni está hecha para durar en nuestra memoria demasiado tiempo, pero es que no lo pretende.

Lo que busca ésta novela es volver a ponernos en la pista del grupo de personajes que hemos llegado a querer, viendo cómo están y encarándoles en una nueva aventura que nos ocupará cuatro novelas.

Es curioso que el peso de la narración lo lleve más el “malo” que el grupo de los buenos, y es que éstos segundos poco más hacen que ir del punto A al B matando a lo que se les acerca, lamentarse por Wulfgar e intentar pasarlo bien.

Artemis Entreri es el personaje más interesante y es con él con quien pasaremos mejores ratos en las calles de Calimport con sus luchas de poder y los intentos de aquellos que han ocupado el lugar que antes ocupaba él de hacerse un nombre.

Son algo más de 350 páginas las que dura la novela, que se nos muestra saltando de un grupo a otro, viendo cómo van avanzando Drizzt y los suyos, cómo intenta recuperarse Wulfgar y cómo evoluciona Artemis. Son historias sencillas, lineales, con grandes dosis de acción y diálogos y que funcionan estupendamente como entretenimiento ligero.

Sí, el Estigma de Errtu y casi todos los libros del Elfo Oscuro son entretenimiento ligero, cosa que se acentúa mucho más en ésta novela, que carece de la gravedad que tenían las primeras, o de su gran ambientación.

Vale la pena leerlo? Creo que empezar con la primera trilogía debería ser obligatorio, y desde allí seguir si os ha gustado y parar cuando la cosa empiece a cansaros. Que llegáis a éste, os entretendrá seguro. Que no, tampoco os perdéis gran cosa.

Valoración Personal: 7,5.


Publicar un comentario