sábado, 15 de marzo de 2014

Pacific Rim

Es sábado y vuelvo con otra película, una de esas que fue un taquillazo en su momento pero que por un motivo u otro no me llamaba la atención.

A ver, película americana con mechas gigantes pegándose con monstruos a lo Gozzilla y con Guillermo del Toro detrás de todo (que es un freak del copón) debería haberme apetecido, pero el tráiler parecía completamente vacío de contenido.

Pues bien, los meses han ido pasando y ha llegado el momento de verla.

La película nos lleva a un futuro no muy lejano en el que la especie humana ha sido atacada por unos bichos gigantes que aparecen cada cierto tiempo desde las profundidades de la Tierra. Tras un inicio poco prometedor, se han desarrollado unos robots gigantes pilotados por dos personas que han ido dándole la vuelta al asunto, hasta el punto que ya se hace hasta humor de los robots.

Pero el tiempo pasa, los ataques son cada vez más frecuentes y los bichos que salen son más poderosos…

En ésta tesitura seguiremos a un piloto de robots que perdió a su hermano hace unos años y que ahora vuelve para hacer frente a los enemigos.

Fácil, muy fácil el argumento y más el desarrollo, que va de batalla en batalla, con investigación para saber de dónde han salido los monstruos y un par de toques especiales en las personalidad de los protagonistas y secundarios.

Es muy sencillo, tanto el ley motiv de la película como el comportamiento de sus personajes. Incluso está lleno de clichés, escenas de acción gratuitas y espectáculo visual por doquier.

Y funciona. Vaya si funciona!

Estamos ante un despiporre de testosterona sin complicaciones, visualmente impactante y con un ritmo narrativo arrollador.

De verdad, no esperéis una gran película de actores ni de historia; pero si disfrutáis de la buena acción freak os lo pasaréis como enanos en una cervecería.

Escenas como el robot usando un barco gigante a modo de katana, la aparición de Santiago Segura o… muchas otras hacen que sea un divertimento puro y duro, y visto así es un peliculón con todas las letras.

Llama la atención la aparición de un par o tres de actores de Sons of Anarchy, que parecen estar más a pasárselo bien que a otra cosa, y eso se transmite al espectador.

Si tenéis un par de horas, palomitas y una tele grande en alta definición ya estáis tardando XD.

Valoración Personal: 8,5.
Valoración en Filmaffinity: 6,1.

Comprar
Publicar un comentario