viernes, 11 de abril de 2014

Los Diez Mil - Trilogía de los Macht I

Tras un breve descanso por imposibilidad de escribir las reseñas (falta de tiempo que no viene al caso) vuelvo con las pilas a la mitad (no he podido cargar del todo, qué le vamos a hacer) y os traigo la reseña de la novela que lleva por título Los Diez Mil.

Es la primera parte de una nueva trilogía de Paul Kearney, autor de una pentalogía altamente recomendable cuya calidad me ha hecho empezar con su siguiente saga.

Veamos qué nos trae la novela.

Historia: Rictus es el último superviviente del ejército de su ciudad natal, Isca, una polis famosa por su destreza militar aun entre el aguerrido pueblo macht que, sin embargo, no ha podido evitar ser destruida por la alianza de sus enemigos. Sin patria y sin familia, Rictus no cuenta más que con su formación de soldado. Como mercenario, pondrá su habilidad al servicio de Phiron, un ambicioso general que ha reunido un ejército de diez mil guerreros a sueldo para internarse en el Imperio asurio y tomar el poder sobre él. 

Aunque las primeras escaramuzas se decantan del lado de los Diez Mil, pronto un inesperado revés pondrá las cosas más difíciles para la expedición macht, que deberá emprender una agónica retirada a través de territorio hostil, abriéndose paso por la fuerza y dejándose el pellejo en el empeño hasta entrar en la leyenda. 

"Los diez mil encabeza las listas de las mejores novelas históricas de corte fantástico no sólo por el estilo del autor, quien ya demostró su pericia en Las Monarquías de Dios con la conjugación de unos elementos que le dieron a la pentalogía un interesante atractivo, sino por su realismo a la hora de retratar las secuencias bélicas o las emociones de los personajes." La Espada en la Tinta.

El punto de partida y el desarrollo de la novela no pueden ser más sencillos: un soldado de una ciudad famosa por los mismos huye de la caída de su ciudad ante una coalición de otras ciudades. El joven consigue sobrevivir a duras penas, pero al no saber hacer nada más que combatir buscará empezar una vida como mercenario.

Y por cosas de la vida, acaba poniendo su lanza al servicio de Phiron, un gran general que ha aceptado un encargo más allá del océano, para luchar en una guerra por otra raza. Eso sí, como sus soldados son ante todo mercenarios, irán a luchar allí donde se les pague mejor.

Así empieza la historia de un viaje por tierras ajenas, que mezcla la vida en el ejército y la campaña militar con parte del trasfondo (poco) dentro de la corte extranjera.

Es pura campaña militar, como ya he dicho, eso sí, en diversas situaciones.

Y probablemente sea ese su punto más flojo. Porque trama, trama, tampoco hay demasiada, dejando a un lado un trasfondo potente para ver la vida de ese mítico ejército que son los Diez Mil y cómo sus hazañas cambian el mundo (y al joven Rictus con él).

Personajes: Lógicamente, al tratarse de una raza guerrera (los macht) y centrarse la novela en Diez Mil mercenarios, el ambiente marcial y las personalidades son bastante duras y centradas en la guerra. Así, nos quedaría saber cómo se comportarían éstos personajes en tiempo de paz.

Rictus: Como he dicho en la introducción se trata de un joven superviviente de la masacre de su ciudad, en la que toda su familia murió y él fue malherido. Como ha sido entrenado para la guerra y parece que es lo único que sabe hacer, viajará en busca de trabajo como mercenario. Es el personaje que más evoluciona de todo el libro y su principal protagonista.

Phiron: General encargado de unir al mayor ejército mercenario jamás visto, ya que normalmente se organizan en grupos de cien hombres. El trabajo parece valerlo, y la paga también.

Líder nato, será el cohesionador del ejército durante gran parte de la novela, así como el enlace entre dos mundos.

Jason: Líder del centón (grupo de cien hombres) en el que acaban Rictus y Gasca. Un hombre joven que vista la maldición de Dios (unas armaduras negras que portan los más destacados de los guerreros Macht y que son indestructibles).

Es también uno de los consejeros de Phiron, y tendrá también su parte de protagonismo en la novela, tanto como líder como en su vertiente más humana al centrar él la historia de amor de la novela.

Arkamenes/Ashurnan: Dos hermanos enfrentados. Uno es el líder de la revuelta que contrata a los macht, mientras que el otro es el emperador, un emperador aun débil y que debe demostrar que es digno sucesor de su padre. Ambos son de una familia que ha gobernado en su parte del mundo durante cientos y cientos de años, sometiendo en una relativa paz a muchas otras razas.

Gasca: Grandullón que quiere ser mercenario y primer amigo de Rictus. Un buen contrapunto para el protagonista, tanto al inicio de la novela como por la distinta evolución que tienen los dos personajes.

Tiryn: Concubina favorita del rebelde, es la única mujer con cierto peso durante la novela. Servirá para conocer parte del trasfondo del Imperio y la personalidad de parte de su gente, además de tomar un papel algo más activo con la novela ya avanzada.

Vorus: Portados de la armadura maldita y gran guerrero macht. Lo bueno del personaje es que lleva veinte años al servicio del imperio, desde tiempos del anterior emperador. Es un gran personaje, con bastantes matices y la auténtica némesis de los Diez Mil.

Opinión Personal: Venía con las expectativas muy altas gracias a algunas de las novelas anteriores de éste autor, el mejor para describir batallas o campañas militares que he visto nunca.

Por desgracia a éste libro le falta algo más de chicha más allá de lo militar propiamente dicho, dejando a un lado (y para futuras entregas, espero) la parte principal de la trama.

Es cierto que en lo que respecta a la campaña militar la novela se sale, y no es una campaña al uso, tiene elementos de corte, rivalidad entre hermanos, trasfondo sobre el mundo (organización política o militar) y lo viste de suficientes elementos fantásticos (las armaduras negras, las otras razas humanoides) como para que te intereses por lo que sucede y te quedes enganchado desde la página 60 más o menos.

Y digo lo de la página 60 porque tiene un inicio un poco flojo, en el que cuesta un poco meterse y que se subsana una vez Rictus se convierte en mercenario.

La figura del protagonista (y algunos secundarios) está muy bien definida, así como su crecimiento personal a lo largo de la novela.

Lástima que Kearney no de más espacio al trasfondo de su mundo en éste primer libro, porque lo que es un acierto en su narrativa (novela cortas) se vuelve en su contra cuando te deja con la sensación de desaprovechamiento que he tenido al leer Los Diez Mil.

Vale la pena? Es una novela notable, que engancha y con suficientes elementos como para prometer otras dos a un nivel superior a ésta primera (cosa que se está confirmando por el momento con lo que llevo leído de Corvus). Así que de momento la dejaré como una buena opción si queréis leer la historia de Diez Mercenarios y lo que pasaron para convertirse en leyenda; ya veremos cuando acabe las dos novelas que me faltan de la trilogía.

Valoración Personal: 8,0.


PD: La ambientación de la novela nos puede llevar a la Grecia clásica, de la que toma cosas como la forma de luchar (escudo y lanza, alguien dijo Esparta?) o las Ciudades Estado, con un Imperio desconocido mucho mayor más allá del mar (los Otomanos).


PD2: El autor no se corta al narrar la crudeza de la guerra, con escenas hasta gore o pasadas de vueltas que los estómagos más sensibles no tragarán. Avisados estáis.
Publicar un comentario