sábado, 12 de abril de 2014

Oblivion

Película de ciencia ficción con Tom Cruise de protagonista, un género que parece gustarle bastante, estrenada en 2013 y con un punto de partida interesante. Hoy toca Oblivion.

El personaje de Cruise vive junto a su pareja en un apartamento ideal, con todas las comodidades posibles en un planeta casi vacío para ellos. El truco está en que son trabajadores de la raza humana, una raza que tuvo de dejar el planeta tras una gran guerra.

Su trabajo es arreglar los droides que ayudan en la extracción de los recursos necesarios para la supervivencia humana, trabajo para el que le han asignado una zona a controlar y un tiempo en el que estará ejecutándolo.

Pero tras esa vida ideal (con cierto peligro, ya que hay habitantes en la tierra que quieren destruir los droides y al que los arregla) parece que hay algo que no cuadra, una sensación que irá creciendo dentro del protagonista a medida que se va dando cuenta de algo… y hasta aquí puedo leer.

Sinceramente, se trata de un punto de partida bastante chulo, que viene acompañado por unos efectos especiales más que competentes. Pero desgraciadamente la película se pierde a sí misma pasados los primeros 15/30 minutos, dejando poco a poco lo que puede enganchar de la misma y convirtiéndose en algo soso y bastante predecible.

Ni tan sólo las sorpresas finales ayudan a remontar la película, y es que a esas alturas estás bastante cansado de la misma y lo único que quieres es que acabe. Vamos, que estamos ante el clásico caso de ocasión desperdiciada para hacer algo decente dentro de la ciencia ficción.

Lástima, porque no pintaba mal.

Valoración Personal: 5,5.
Nota en Filmaffinity: 5,8.


Publicar un comentario