lunes, 14 de abril de 2014

Touch T2


Una de las series que más me han sorprendido últimamente ha sido la primera temporada de Touch. Se atrevía con un modelo de serie distinto, sin acción, con casos cada capítulo pero interconectados entre sí de forma que entre todos te iban dando una imagen general. Contaba también con el capítulo piloto que más me ha gustado nunca, y que marcaba perfectamente por dónde irían los tiros.

Pero desgraciadamente la sombra e Jack Bauer es alargada, y el actor protagonista de 24H parece que no tenía suficiente con el modesto share que había hecho esa primera temporada, así que decidió darle un poquito más de acción, una trama algo más reconocible y un malo o dos.

Son añadidos que no deberían ir mal en ninguna serie, pero que convierten algo único como era Touch en algo bastante más visto. Los casos interconectados desaparecen totalmente, y la serie se centra en intentar explicar los poderes del chaval autista y darle un trasfondo más amplio (metiendo cosas de la biblia, el citado malo, añadiendo secundarios, más gente especial...)

Y ni tan sólo haciendo éstos cambios la serie ha conseguido salvarse, siendo ésta segunda temporada la última, y dejando un final decente pero demasiado abierto. Por qué? Pues en los últimos capítulos se van sentando las bases de lo que podría ser una tercera temporada, bases que se pierden y no se aprovecharán nunca.

Ahora que me he quedado a gusto, sólo me queda decir que he disfrutado con la serie: los elementos originales que quedaban de la primera temporada junto a algunos de los cambios me hacían tener esperanzas en que no acabara todo yéndose al garete, una pena.

Vale la pena verla? Creo que al menos vale la pena ver la primera temporada, y si gusta, ver la segunda y acabar.

De verdad que es una lástima lo que ha pasado con ésta serie (y de los últimos capítulos, no están a la altura de lo que debería ser un buen cierre), tenían algo entre manos que podría haber sido muy, pero que muy bueno.

Publicar un comentario