lunes, 7 de abril de 2014

Veronica Mars T2


La primera temporada nos pareció más bien flojita, aunque en el tramo se redimía un poco y dejaba un sabor de boca aceptable. No entendía porque la crítica la había dejado tan bien, ni su base de fans ni el proyecto crowfunding para hacer una película… así que me dispuse a ver la segunda temporada por si la cosa mejoraba.

La trama es nueva, con un nuevo caso principal que ocupa toda la temporada y que no diré para no spoilear. Tenemos además un par de casos grandes más, lo que unido al de la temporada pasada da para unas cuantas tramas más o menos jugosas.

Pero al plasmarlo en la pantalla se hace aburrida a más no poder. Era llegar a casa y pensar, todavía faltan capítulos de Veronica Mars? No puedo dejar puestas las noticias, que al menos no me duermen? Sí, ese ha sido el nivel de hastío que me ha producido la temporada, y es que llegado un punto me importaba tres pepinos si el culpable era uno, otro, o si se ponían a matar personajes como si fuera Juego de Tronos.

Probablemente, si la serie me hubiera pillado hace quince años me la hubiera tragado contento (no es descartable), pero hoy por hoy Veronica Mars no es serie para mí (y lo dice alguien que está viendo Smallville, Buffy o Crónicas Vampíricas).

Y eso que las actuaciones han mejorado un poco y el final es bastante bueno, con giros de guion, sorpresas, etc… pero un buen capítulo y algún momento distraído no compensan los más de veinte capítulos que hay que ver para llegar a él.

Es posible que acabe viendo la tercera temporada, para tener una visión global de la serie, pero tardaré mucho en ponerme con ello. De momento no os la recomiendo de ninguna de las maneras.

Publicar un comentario