lunes, 28 de abril de 2014

XBOX360 - Space Marine


Antes de que éste juego saliera lo estuve siguiendo bastante, no en vano hacía buena pinta y estaba ambientado en un universo que en cuanto a trasfondo me gusta mucho, el de Warhammer 40.000.

Con el juego ya en la calle, las críticas de la prensa especializada no eran demasiado buenas, así que quedó apuntado como una posible compra a futuro si lo encontraba tirada de precio.

Y lo encontré.

Historia: Somos un marine del emperador, un soldado modificado genéticamente para la guerra, alguien que se rige por una serie de normas que marcan todo lo que hará en su vida y que está dedicado única y exclusivamente para la batalla.

Como miembros de una escuadra de éstos supersoldados respondemos a una llamada de socorro proveniente de uno de los mundos donde se fabrican las mayores armas de la humanidad.

Así, con otros dos marines espaciales haremos frente a la invasión que está sufriendo el planeta que envió el mensaje, y aunque las cosas se pongan en combates de decenas o cientos contra nosotros, nunca desfalleceremos.

La trama tiene un par de giros que añaden algo de chicha al tema, pero básicamente se trata de soldado del copón cumpliendo con su deber, por imposible que parezca.

Apartado Técnico: El juego corre sobre el más que sobado Unreal Engine, lo que da un mínimo de garantías sobre el acabado del mismo. Aun así, está muy lejos de juegos del mismo género que usan mucho mejor dicho motor (como los Gear of War).

No es un juego que entre por los ojos, simplemente se limita a cumplir al no ralentizarse por mucho bicho que tengamos en pantalla, pero no tiene ni grandes diseños de escenarios, ni una carga poligonal excesiva. Simplemente normalito.

Y luego el sonido: melodías machaconas, efectos flojillos y unas voces cumplidoras.

Vamos, que pese a no ser un mal juego a nivel técnico, tampoco tiene nada que le haga destacar sobre los demás, quedándose en lo que es la media en la presente generación de consolas.

Jugabilidad: Si habéis jugado a cualquier juego de acción en tercera persona tendréis una idea de lo que os puede proporcionar Space Marine: acción a raudales con un par de armas y ante hordas de enemigos.

El sistema de juego es el de siempre, así que no vale explicarlo, simplemente decir que está plenamente contrastado y funciona bien.

Lo que sí que vale la pena destacar es la inclusión de un jetpack en algunas fases del juego (que nos permite pegar unos botes hacia el combate bastante importantes) y que a medida que avanzamos en la aventura nuestro armamento y protección irán mejorando, haciéndonos unas auténticas máquinas de matar.

Porque si se trata de recrear lo que es ser un supersoldado, una auténtica máquina de matar contra enemigos casi infinitos éste juego lo hace la mar de bien.

Opinión Personal: Space Marine es un juego bastante potable, que usa el carisma de los marines espaciales para darnos una aventura de acción en tercera persona, de las de avanzar por zonas pasilleras matando a todo lo que se mueve mientras intentamos mantenernos con vida.

Es una fórmula que funciona y le sienta bien al universo de Warhammer 40.000, así que divertirnos seguro que lo consigue.

El problema viene cuando vemos que la historia es una genérica cualquiera de dicho universo, algo que podemos esperarnos desde el segundo 0 en que nos ponemos a los mandos. De verdad no había nada algo más elaborado para mantener nuestro interés?

Y luego está el mismo sistema de juego, que no innova absolutamente nada y se limita a ir sobre seguro con una fórmula de sobras conocida.

Éstos dos puntos dan la sensación de trabajo por terminar (unido a un apartado visual del montón y que podría haberse pulido más), lo que es una pena porque con el universo que tienen entre manos y el sistema de juego podría haberse hecho un juego infinitamente mejor. Decepción.

Lo recomiendo? Sólo para fans de Warhammer 40.000 (que seguro lo han catado a éstas alturas), el resto podéis encontrar juegos mejores al mismo precio que éste (y me costó 9 euros nuevecito).

Valoración Personal: 7.


Comprar
Publicar un comentario