viernes, 2 de mayo de 2014

La Espada Infinita: El Despertar

Como sabréis los habituales al blog, me he convertido en un incondicional de las novelas de Brandon Sanderson, creo que es uno de los autores más imaginativos en lo que a crear mundos y sistemas de magia se refiere, además de un gran escritor de las escenas de acción (la intriga aún se le atasca un poco).

Sabiendo eso, no es de extrañar que me compre cualquier cosa que salga en castellano y que lleve su nombre en la portada, como es el caso de éste La Espada Infinita: El Despertar.

Historia: Adiestrado desde su nacimiento en esgrima y comba- te, un joven caballero llamado Siris ha luchado feroz- mente para poder enfrentarse al tiránico Rey Dios en un combate cara a cara. Esta es la misión que ha heredado de toda su estirpe y que se remonta a incontables generaciones, en un continuo esfuerzo por liberar a su pueblo de la esclavitud. Pero cuando finalmente pare- ce lograr su cometido, Siris se verá de pronto arrojado a un mundo mucho más peligroso, lleno de guerreros, ladrones, antiguos conflictos, peleas y alianzas cambiantes, entre mortales, inmortales y aspirantes a reyes. Sus ansias de libertad le llevarán a un viaje épico en busca de un ser –el único ser en el mundo– que podrá desentrañar los verdaderos secretos de Infinity Blade, la Espada Infinita.

La novela nos lleva a un mundo de fantasía donde una serie de Dioses inmortales dominan el mundo desde sus fortalezas, seres que han estado allí desde que el hombre tiene memoria y que parece seguirán estando hasta el fin del mundo.

Pero Siris ha sido entrenado igual que sus antepasados, como un guerrero sin igual desde la niñez, su objetivo? Vencer al Rey Dios en un duelo singular, cosa que nadie ha conseguido hacer jamás.

Y Siris lo consigue, momento en que se hará con la Espada Infinita, un arma capaz de matar a los demás dioses y que le pondrá en el punto de mira de todo aquél que conozca su existencia.

De entrada tenemos una trama sencilla, con un punto de partida bastante interesante y que se desarrolla a medida que Siris va abriéndose al mundo, viendo cuáles son sus posibilidades y descubriendo que es algo distinto al resto de los hombres.

Personajes: Tratándose de un libro de apenas ciento sesenta páginas, es normal que vaya a por faena y se centre en muy pocos personajes, apenas dos o tres. Son los siguientes:

Siris: El guerrero que contra todo pronóstico ha conseguido derrotar al Rey Dios y hacerse con su Espada Infinita. Es alguien que ha sido entrenado desde niño para luchar, con lo que sus conocimientos en otras áreas son bastante escasos.

Además, su sentido del honor le hará algo peculiar para el mundo que le rodea.

Rey Dios: Uno de los inmortales, ese que estaba experimentando con la Espada Infinita. Poco a poco veremos cuáles eran sus planes para la espada, así como parte de lo que le hace inmortal y la composición del mundo (mucho más científica y menos mística de lo que pudiera parecer de entrada).

Isa: Una chica que irrumpe en la vida de Siris intentando acabar con él al confundirle con el Rey Dios. Es alguien que conoce mucho mejor el mundo que el protagonista, como evidencia que provenga de una zona donde se habla un idioma distinto.

Desconfiada por naturaleza le da el necesario contrapunto al personaje de Siris.

Opinión personal: Cuando uno se acerca a una novela basada en un videojuego lo primero que piensa es que se tratará de un producto muy menor para sacar algo más de rentabilidad a la licencia, pero cuando ve que el autor es alguien de la calidad de Brandon Sanderson, lo primero que hace es dudar.

No nos engañemos, si el libro no lo hubiera escrito quien lo ha hecho no lo hubiera comprado, ni tan sólo me hubiera parado a mirar la sinopsis.

Pero una vez con el libro leído y bien guardado en la estantería debo decir que me ha sorprendido gratamente. No es que la historia sea nada del otro mundo, o que tenga un desarrollo espectacular, pero tiene algo que te deja con ganas de leer su continuación (y no es su final abierto).

Se trata de una novela corta, que se lee en un par de sentadas y que va a lo que va. Olvidaros de un mundo ricamente creado o de haceros una imagen de todo lo que está pasando; en éste libro encontraréis algo directo, con un par de giros de guion interesantes y que plantea una trama que puede llegar a ser muy buena según cómo la siga en las dos novelas cortas siguientes.

Ese mundo que parece medieval al empezar pero que según sabes más cosas acabas por pensar que es más bien posterior al nuestro, con una humanidad que ha vuelto a la edad media, menos por unos pocos elegidos que tienen la tecnología necesaria para prolongar su vida hasta el infinito. Es una mezcla muy chula, de la que sólo lamento la duración de la novela.

Y es esa duración su mayor hándicap. Porque el precio de la misma no es de un libro tan cortito, y es que no puedo recomendarlo a no ser que lo encontréis por menos de diez euros o seáis fans incondicionales de Sanderson.

Interesante, bien llevado y divertido; pero excesivamente caro para el rato que nos tendrá enganchados a sus páginas.

Valoración personal: 8,1.


Publicar un comentario