lunes, 21 de julio de 2014

Castle T5


Llegamos ya a la quinta temporada de Castle, faltándome sólo una para ponerme al día con el ritmo americano.

Una quinta temporada que ha tenido un punto central: al fin Castle y Becket están juntos, una relación que no deben mostrar a priori de cara al cuerpo de policía (o podrían echar a Becket) y que ha tardado un montón en materializarse.

Es como si hubieran dado el siguiente paso lógico en el avance de la serie, de forma que queda todo muy natural y sólo refuerza la gran química que hay entre éstos dos personajes.

Por lo demás, más de lo mismo: casos autoconlusivos, con un par de excepciones que suponen los puntos álgidos de la temporada. Unos casos que siguen contando con unos buenos guiones y bastantes guiños para el friki, tanto de la serie como de otros géneros, con los que les gusta jugar de vez en cuando.

Vamos, que a quien no lo gustara la serie seguirá sin gustarle y quien la disfrute lo hará incluso un poquito más. Continuista pero sin estancarse, así que ninguna queja por mi parte: cada vez me gusta más!

Publicar un comentario