sábado, 2 de agosto de 2014

Justin y la Espada del Valor

Última reseña de películas que os traigo hasta la vuelta de las vacaciones (allá por finales de mes), y no es que haya elegido una especialmente relevante, simplemente he seguido el orden de visionado y hoy tocaba ésta.

Justin y la Espada del Valor es una película de animación española, lo que ya de entrada me echaba un poco para atrás en cuanto a su visionado se refería. Ya sabemos que los medios con los que cuentan nuestras producciones no se pueden comparar con las americanas, pero el caso es que viendo el tráiler no hacía demasiada mala pinta.

En un mundo medieval en el que los caballeros han sido reemplazados por los abogados, un chaval quiere seguir los pasos de su abuelo y hacerse caballero (en contra de los deseos de su padre). En esa aventura se cruzará con un antiguo caballero del reino, que ha vuelto para apoderarse de él.

Como argumento es simplón (como la mayoría de la película) pero tiene la suficiente gracia como para ofrecernos una películas de humor y aventuras en la que destacan ambos campos.

No es ningún peliculón, eso está claro desde el principio; pero tiene un punto freak que si te gusta te atrapa y te hace disfrutar como cuando eras un niño pequeño: fantasmadas, momentos épicos, humor absurdo… y todo narrado con un buen ritmo que apenas cae en un par o tres de ocasiones.

Una película cortita (hora y media justita) que puede divertiros si buscáis una tarde sin pensar demasiado y en la que no seáis demasiado exigentes. Yo me lo he pasado mejor que con algunas de las películas más grandes del género (como Rompe Ralph), aunque reconozco que tiene muchos claroscuros.

Por mi parte os digo que le echéis un ojo y me contéis que tal la experiencia.

Valoración Personal: 8.



PD: Técnicamente está sorprendentemente resultona.
Publicar un comentario