jueves, 21 de agosto de 2014

PS4 - Killzone: Shadowfall

A finales de noviembre salió la PS4, una consola con grandes promesas pero (como todas cuando salen) con muy poco juego exclusivo que nos pueda mostrar lo que puede llegar a dar de sí la máquina.

De hecho, sólo había uno que apostaba por mostrar músculo, y no era sino la nueva entrega de la saga Killzone. Como ya tenía cubiertas mis ansias en lo que a juegos buenos se refería (Assassin’s Creed IV) me lancé a la piscina y me hice con el juego insignia de la consola.

Aquí tenéis mi análisis del mismo.

Historia: Han pasado unos cuantos años desde los sucesos de los tres primeros killzone, ahora los Hellgast han sido obligados a abandonar su planeta natal, acabando en un planeta humano que intentan colonizar.

Salto temporal de nuevo, han pasado sobre veinte años desde el intento de colonización Hellgast, un intento que acabó con una especie de guerra fría y con el mundo separado en dos partes por un muro enorme.

Una frágil paz que parece a punto de romperse por ambos bandos, siendo nosotros el instrumento de ejecución del bando humano: un soldado fiel a la causa por lo que le sucedió hace veinte años (y vemos en el prólogo) y al que encargan las misiones más difíciles tras las líneas enemigas.

Es una trama sencilla, de guerra entre dos bandos y que carece de la escala épica que pudiera tener la anterior entrega de la saga, no en vano se trata de un nuevo comienzo para la misma, lo que implica que la guerra justo empezará en éste juego.

Lo bueno que tiene la historia es el buen planteamiento que hace al presentar a un personaje del otro bando, que nos llevará a plantearnos si realmente hay unos buenos y unos malos en ésta larga guerra.
Apartado Técnico: Éste es el apartado donde Guerrilla Games ha echado el resto, creando un motor gráfico imposible de mover con la generación de consolas anterior y que tiene en la iluminación, el tratamiento de partículas y una mayor resolución sus mayores bazas.

Se nota y mucho que el juego es para una máquina más potente, y se nota no sólo en las escenas de visualización abierta o la calidad brutal de según que momentos por las ciudades, sino que se nota sobre todo en lo más pequeño como pueden ser los detalles de una pared cuando nos acercamos demasiado a ella o en la variedad en los escenarios.

Y no sólo es que se vea mejor, es que el juego funciona mucho mejor que los de PS3 en lo que a tiempos de carga se refiere, y visto o visto parece que se tratará de una agradable constante en la que los tiempos de espera para jugar y viendo la pantalla de carga se reducen a la mínima expresión.

Por suerte no sólo de potencia vive el juego, también tiene un buen apartado artístico lleno de contrastes, como la blanquísima ciudad humana o los suburbios subterráneos de la arquitectura Hellgan.

En lo sonoro tenemos lo de siempre: buen doblaje, buenos efectos y una banda sonora de la que rescataría un par de tema. Todo a buen nivel.

Vamos, que si os gustan los shooter, con éste tendréis suficiente potencia gráfica como para ser una beta de lo que la consola podrá mostrar. Porque desgraciadamente en momentos parece eso, una muy buena demo sobre el músculo visual que PS4 puede mover sin despeinarse.
Jugabilidad: Estamos ante un juego de disparos en primera persona, con lo que ello conlleva a la jugabilidad y que ya todos deberíamos ir conociendo: enemigos que van saliendo, nosotros con dos armas (sí, no podemos llevar más) iremos avanzando y acabando con ellos para llegar al siguiente punto en el que la trama nos espera.

Hasta aquí todo normal, y más si vemos que los escenarios dan una falsa sensación de apertura, siendo en muchas ocasiones (salvo honrosas excepciones) totalmente pasilleros con alguna que otra “sala” más grande.

Por otro lado tenemos una serie de mecánicas originales que le dan algo más de profundidad y que no nos limitan a avanzar disparando a todo lo que se mueva.

La primera (y más importante) es la inclusión de Búho, un robot al que podremos dar cuatro órdenes distintas (dar escudo, disparar, poner tirolinas o sobrecargar al enemigo) que será crucial para que podamos avanzar con éxito.

La segunda son las fases en las que nos tenemos que apoyar en otro personaje para poder avanzar, que no son una novedad pero le dan más variedad al juego.

Y la tercera son las desaprovechadas fases en gravedad 0, que podrían haber puesto algún escenario más abierto y con tiroteos en lugar de limitarse a ser una curiosidad.

El conjunto nos da una campaña intensa, variada y con suficiente dificultad como para divertirnos durante las escasas ocho horas que dura. Sí, sólo son ocho horitas las que nos durará la campaña principal.

Por suerte para los fans del multijugador cuenta con un buen juego en ese aspecto, con los típicos perks a desbloquear, clases, variedad de escenarios, etc… Desgraciadamente, para mí el multi en un shooter no me gusta, así que lo he catado y a otra cosa.
Opinión Personal: Vaya por delante que tengo todos los Killzone que han salido para consolas de sobremesa y me parece una muy buena saga de disparos por su gran ambientación y lo divertidos que son al ponerse a los mandos.

Así pues, me ha quedado una sensación agridulce al terminar el juego. El motivo? Creo que podría haber dado mucho más de sí.

Es un juego divertido, variado y que te da lo que promete: una demostración de que la consola que acabas de comprar está muy por delante de las que has dejado atrás, incluso añade elementos que le dan más profundidad al apartado jugable (como el Búho).

Y mientas juegas con él tienes muy buenas sensaciones. Pero acaba, y haces balance pensando que le faltan al menos un par de horas más de juego para cerrarlo todo mejor, como si el equipo de programación no hubiera tenido más tiempo porque debían estar sí o sí para la salida de PS4.

Es un juego notable, pero que con unos meses más de desarrollo y el añadido de mayor contenido para un jugador singleplayer hubiera sido un auténtico imprescindible, quedándose algo por detrás de entregas de la misma saga (como la segunda).

Vale la pena? Supongo que para cuando esto se publique será de esos juegos que están de saldo por todos lados (incluso en la colección de gratuitos de PSPlus). Así que os diría que por 60€ no lo compréis, pero por 30€ o menos es una buena opción para pasar una buena semana, y si os va el multiplayer os puede durar meses.

Valoración Personal: 7,8.


Publicar un comentario