sábado, 20 de diciembre de 2014

Aliens: el Regreso

Segunda semana seguida que os traigo una peli de la saga Alien (me da que la que viene no habrá ninguna), y como no podía ser de otra forma voy en el orden en que se pusieron en los cines.

Aliens: el Regreso (o Aliens en el idioma de Shakespeare) es la secuela directa de lo sucedido en la primera película de la saga, así vemos cómo la teniente Ripley llega a la Tierra tras conseguir huir del horror de su nave. Allí cuenta lo que ha pasado, siendo prácticamente ignorada y puesta fuera de servicio.

Nadie parece creer que los Alien estén dónde ella ha dicho que están puesto que hace años hay una colonia en dicha ubicación (el viaje estelar le ha llevado décadas en hibernación) y no ha habido ninguna muestra de la presencia de tan fiero depredador.

Pero como no podía ser de otra forma la compañía parece saber algo, así que envía a investigar a la ubicación concreta donde están los huevos de Alien, desencadenando el terror en la colonia humana.

Perdidas las comunicaciones con dicha colonia, se decide enviar a un grupo de marines bien entrenados y pertrechados para hacer frente a lo que vayan a encontrarse, uniendo a la protagonista al grupo con tal de tener asesoramiento de alguien que ha vivido ya algo parecido. Ya la tenemos montada.

Curiosamente ésta secuela se aleja bastante del planteamiento de su primera parte, dejando bastante atrás el terror psicológico y angustiante de la original para meterse más en una acción distinta, con un enemigo al que le cuesta mostrarse y que va acorralando poco a poco al grupo protagonista.

Es de agradecer que el enfoque de la cinta se hiciera tan distinto al original, ya que le da a la saga un soplo de aire fresco y evita el clásico más de lo mismo que acostumbran a ser todas las secuelas de películas de éxito. Supongo que el cambio de director y el contar con James Cameron hicieron que la película tuviera un ritmo totalmente distinto.

Para cambiar hacia la acción siempre va bien tener a un grupo de marines mal hablados, aunque es cierto que ésta unidad de “élite” es uno de los elementos que más ha envejecido, con chistes bastante fuera de tiempo y un enfoque macarra que chirría bastante a día de hoy.

Por lo demás no parece para nada que estemos ante una película de casi treinta años, supongo que el ya mencionado buen ritmo y esa acción ochentera bien llevada no pasan de moda, así como el que los efectos especiales huyan de los cgi de la época (que tanto se notan a día de hoy) dando de nuevo puntos a las películas que se hicieron de forma artesanal.

Con una soberbia ambientación, buenas actuaciones (Weaver, el androide y un par de marines están bastante bien), el alien, el ritmo y la acción tenemos entre manos una película altamente recomendable a día de hoy, de esas que sigue valiendo la pena ver aunque tengan tanto tiempo y que se entiende perfectamente que hayan acabado por convertirse en películas de culto.

Para mí es incluso mejor que la primera, y deja el listón demasiado alto como para que las dos siguientes no me decepcionen aunque sea un poquito. Veremos.

Valoración Personal: 9.



PD: La niña me carga bastante, pero debo reconocer que no lo hace del todo mal.
Publicar un comentario