miércoles, 4 de febrero de 2015

Fairy Tail #38

Fairy Tail #39, parece mentira la longitud que va tomando esto y no tenemos ni la más remota idea de qué leches les pasó a los dragones para que desaparecieran hace unos años.

Lo curioso del caso es que en éste tomo me importa tres pepinos, ya que disfruto enormemente de la ensalada de hostias que tenemos por página. La epicidad que sabe darle el autor a éste tomo es realmente impresionante, combates contra /entre dragones y (casi) todos los magos que conocemos dan para un par de capítulos de anime muy chulos.

El problema es que apenas hay nada más (bueno, un momento emotivo al final) y posiblemente ese sea el punto fuerte del tomo: acción, muy poquitos diálogos y una gran cantidad de tópicos en una batalla realmente épica. Si esto durara un par de tomos y luego se retomara la historia diría que es un tomo perfecto, el problema es que conociendo al autor simplemente se olvidará de lo que ha pasado y se creará su siguiente evento para ir tirando sin rumbo fijo.

La obra (y éste tomo en particular) me está gustando, pero creo que es un autor que con un buen guionista al lado nos podría dar pelotazos realmente memorables (su sentido del ritmo y dibujo resultón mezclados con alguien que sepa lo que hace).

Veremos el #40.


Publicar un comentario