sábado, 14 de marzo de 2015

El Increíble Hulk

Siguiendo con mi malsano interés por verme todas la pelis del universo Marvel antes de ir a por los Vengadores 2 me he hecho con la segunda del ciclo: el Increíble Hulk.

Tenemos una película sobre el hombre verde pocos años después de que se estrenara una perfectamente válida protagonizada por Eric Bana. Es una pena que se hagan éstos pseudoremakes teniendo un producto reciente perfectamente válido, pero supongo que el intento de creación de un universo cinematográfico propio por parte de Marvel les instó a ponerse con su propia versión de Hulk.

Es de agradecer al menos que la película empiece ya con el personaje con los poderes, saltándonos una hora de presentación con apenas un flashback durante los créditos iniciales. Es una decisión arriesgada, pero que funciona y le da otra velocidad a la película.

Y la trama es sencilla: Bruce Banner está huido del ejército americano en Brasil, lugar donde intenta encontrar una cura para lo que le hace transformarse en Hulk, a la vez que el ejército le busca para replicar sus resultados y tener un ejército de Hulks.

Y poca cosa más salvo la creación de un supersoldado para enfrentarse al protagonista.

Estamos ante una película palomitera de menos de dos horas que cuanta como gran baza con los efectos especiales y las escenas de acción. Como narración sencillita para pasar la tarde no está mal, y nos da una buena visión del personaje protagonista (tanto en su versión humana como en superheroica).

Toda la cinta se mueve a buen ritmo, está bien interpretada (bueno, el doctor que “ayuda” a Banner está bastante flojo) y en general, cumple. Y ese es su principal problema, el Increíble Hulk es una película simplemente cumplidora, que mezcla todos los elementos esenciales para hacer un blockbuster veraniego y lo consigue sin demasiado esfuerzo.

Pero no destaca y es bastante olvidable, aunque mejor que la primera del Capi, por ejemplo.

Posiblemente se trata de la película más prescindible de todas las del grupo de los Vengadores, porque su incidencia en la misma es totalmente nula más allá de compartir a uno de los personajes principales.

Sólo para fans de Marvel o gente poco exigente. Entretener seguro que entretiene, pero esperaba un poquito más (como sí me dio la de Ironman).

Valoración Personal: 7.


PD: La película tiene unos cuantos detallitos para freaks que son muy de agradecer.
Publicar un comentario