sábado, 25 de abril de 2015

Hace un año XXII... Brick Mansions

Muy flojita ha sido la semana en que he tenido que elegir una película como Brick Mansions, de esas películas que hubieran pasado totalmente desapercibidas en el blog si no fuera por ésta sección.

Estamos ante una película francesa, que cuenta como principal y único atractivo el contar con el difunto Paul Walker en uno de sus últimos papeles.

La cinta nos cuenta cómo en un barrio de Detroit aparece una bomba gigante (con misil y todo) y cae en manos del típico líder de pandilla mafiosa, un líder que amenaza con hacerla estallar y llevarse por delante a millones de personas si no se atienden sus demandas (económicas).

En éstas que un policía algo cortito (interpretado por Paul Walker) y un practicante de parkour al que han secuestrado a la novia tendrán que enfrentarse al mafioso y su banda para salvar el día. Como no podía ser de otra forma, la bomba no es sino un señuelo (lo sabemos desde el principio) puesto por el alcalde de la ciudad con tal de llevarse por delante un barrio miserable y construir viviendas de lujo.

En general es una película visualmente atractiva, con escenas de acción bien rodadas y piruetas bastante vistosas. El problema viendo cuando intentamos meternos en un argumento que hace aguas por tantos lados que parece más un colador que otra cosa, con escenas sin sentido y un final absurdo a más no poder.

Una película mala pero bien hecha que sólo podrán disfrutar los que se queden pillados con los saltos urbanos de su coprotagonsita, pero tendrán que tener mucho estómago para tragarse el resto.

Si de mi depende, no la veáis.

Valoración Personal: 4.
Valoración Metacritic: 40 


Publicar un comentario