martes, 25 de agosto de 2015

One Piece #72

Ha costado mucho pero al fin ha llegado el siguiente tomo de One Piece a mis manos, y me ha pasado lo que sucede siempre que retomas un manga tantos meses después: tardas un rato un ubicarte y en recordad qué demonios estaba pasando.

Ésta desubicación es especialmente flagrante en el caso de la obra de Oda, y es que la cantidad de personajes nuevos que van entrando y saliendo de escena tomo tras tomo y saga tras saga es tremebunda, así que recordad quién es quién cuesta.

Por suerte para que el autor es consciente de ello y utiliza los primeros capítulos del tomo para reubicarte a todo el mundo y refrescarte la memoria, para entrar más tarde en acción y en profundizar con algunos de los secundarios nuevos. Esto es de lo más inteligente que se puede hacer, ya que recuperas al lector enseguida y lo vuelves a lanzar a la acción en apenas 40 páginas.

En lo referente a la trama es cierto que avanza poco,  pero los habituales ya deberíamos estar acostumbrados a tener a los personajes dando tumbos y en diferentes estados para converger hacia el final de la saga en una ensalada de tortas monumental. Y ésta saga apunta hacia eso.

Me divierte mucho ésta obra, y que eso se pueda decir de un tomo 72 tiene mérito: no cansa para nada y sabe mantenerse fresco con el tiempo.

Lo malo? La espera para el tomo 73.


Publicar un comentario