lunes, 17 de agosto de 2015

Penny Dreadful T1

En mi afán por ser actual, hoy os traigo la primera temporada de Penny Dreadful, una serie que se estrenó en verano del año pasado y que vino a traernos la Londres victoriana a la pequeña pantalla.

La serie nos narra a lo largo de ocho capítulos cómo un famoso explorador junto con la mejor amiga de su hija se dedican a buscar por entre las criaturas sobrenaturales del Londres victoriano a la hija de éste, una mujer desaparecida y supuestamente raptada por un vampiro.

No podía ser todo tan sencillo, y detrás de éste ley motiv para la serie tenemos una serie de subtramas centradas tanto en los personajes principales como en los secundarios.

Porque el grupo de personajes reseñables de la serie es sorprendentemente amplio para tener ocho capítulos, entre los que destacan Vanesa (una médium interpretada por Eva Green), Sir Malcolm (un reconocido explorador interpretado por Timothy Dalton), Ethan Chandler (un pistolero americano al que contratan e interpretado por Josh Harnett) y Victor Frankenstein (no hace falta decir nada más).

A éstos hay que añadir a Dorian Grey, el sirviente de Malcolm, su hija, la primera creación de Frankenstein o una prostituta con una enfermedad mortal.

Todos éstos personajes irán interactuando en una serie de argumentos tanto personales como globales al más puro estilo relato de terror de esa época (de los que la serie coge el título) dando como resultado un producto de muy alta calidad.

Primero los actores, entre los que sorprende encontrar tanta calidad (los cuatro principales están fantásticos) dando momentos simplemente sublimes por parte de Eva Green y demostrando con Timothy Dalton lo estupendo que se puede estar a su edad. Y luego tenemos unos secundarios mucho más que cumplidores que para sí quisieran la mayoría de series.

Segundo la producción, se nota muchísimo el dinero que han puesto en ésta serie, tanto en los decorados y vestuarios como en el diseño de los bichos que aparecen o en el cinematográfico tratamiento de la luz y la fotografía.

Tercero la trama, que pese a ser convencional dentro del género nos da suficientes hilos de los que tirar como para tenernos entretenidos durante toda la serie.

Como punto negativo principal tenemos un ritmo algo lento, y no por falta de acción, sino porque en ocasiones se demora demasiado en elementos que tienen nula importancia para la trama, bajando el dinamismo de la serie.


Juntándolo todo tenemos un producto imprescindible para los fans del género de terror o los que disfruten con las series bien ambientadas, una serie cortita y muy disfrutable que os animo a probar. 
Publicar un comentario